Christian de Hannover disfruta sobre su patinete en Madrid

Mientras su padre atraviesa un delicado momento de salud, su hijo hace vida normal en la capital paseando a bordo de su patinete eléctrico.

Christian de Hannover
Gtres

Christian de Hannover se encuentra en Madrid continuando con su rutina de vida habitual. El hijo de Ernesto de Hannover continúa su vida normal mientras su padre vive un delicado momento de salud, ya que, a sus 64 años, se recupera en el hospital por un problema agudo en el páncreas. El hijo de Chantal Hochuli tiene un evidente distanciamiento con su padre que ha dejado ver nuevamente estos días siguiendo con su rutina habitual en la capital de España con el nuevo vehículo de moda en la capital, el patinete eléctrico, como medio de transporte mientras su padre permanece en recuperación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Christian de Hannover
Gtres

Con un look informal y muy abrigado, Christian de Hannover ha salido estos días por Madrid a lomos de su patinete eléctrico, uno de los vehículos que se ha puesto de moda en los últimos meses debido a su rapidez. Con un gesto despreocupado, el hijo de Ernesto de Hannover ha paseado por las calles del centro de la capital después de salir de un restaurante en el que estaba acompañado por unos amigos. Una señal de que el distanciamiento con su padre se hace cada vez más evidente.

En estos días, Ernesto de Hannover ha sido operado de urgencia por un problema de páncreas después de ser ingresado tras haber perdido el conocimiento. A sus 64 años, el controvertido príncipe continúa su abuso de alcohol lo que le produce que sus problemas físicos se agraven. Precisamente, el último escándalo que protagonizó fue en la boda de su hijo Christian y Alessandra de Osma en la que perdió el conocimiento y tuvo que ser internado durante dos días en una clínica.

Ernesto de Hannover
Gtres

Con todo ello, Christian de Hannover ha parecido despreocupado durante su paseo por Madrid en el patinete eléctrico pues este enfrentamiento, que proviene de años atrás, se ha recrudecido sin suponer un problema para ambos. Christian se mantiene feliz junto a su esposa Sassa con la que vive en Madrid desde hace algunos años. La pareja continúa apartada de los focos sin acudir a fiestas aunque no se quieren perder los eventos más importantes para la familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo