Letizia, con la tuna de la Universidad de Alcalá

Los Reyes entregan el Premio Cervantes y reciben el saludo de la tuna universitaria

El Día del Libro también fue el ‘día del frío’. Los 10 grados que caían en Alcalá de Henares a mí me parecieron los más heladores de la primavera. ¡Sensación térmica 7! Así esperábamos los medios en el Patio de los Filósofos, en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá, la llegada de los Reyes, que presidieron la entrega del Premio Miguel de Cervantes 2018 a la poetisa uruguaya Ida Vitale. Todo el mundo hablaba del debate a 4 de los candidatos a la Presidencia del Gobierno.

A las 11.46 llegaron la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, y el ministro de Cultura en funciones, José Guirao. Cinco minutos después, los Monarcas. Como es costumbre en esta ceremonia, Don Felipe pasó revista a una Compañía de Honores y sonó el himno de España. Cuando hicieron su entrada por la puerta principal del Patio de los Filósofos, el Rey ya portaba el bastón de mando, que le hizo entrega el alcalde de la ciudad, Javier Rodríguez. Entonces tuvo lugar el posado. Suerte que la lluvia respetó el momento.

Letizia look Carolina Herrera
Gtres

La Reina escogió un vestido de cóctel en malva de Carolina Herrera a juego con un abrigo de otoño-invierno, que en cuanto lo vi me pareció imprescindible en una mañana tan desapacible como la del martes 23. Un truco de estilo eficaz de cómo reinventar un look de invierno en pleno mes de abril. Este conjunto es recurrente porque se lo hemos visto otras veces. Rompió el color liso de las dos piezas con unos complementos súper tendencia, salones de Magrit y cartera con print de pitón.

Tras el posado, las autoridades se dirigieron hacia la plaza de Cervantes. A las 12.03 arrancó la ceremonia. Cálido fue el discurso de Guirao en homenaje a la galardonada, 'una lectora voraz', de quien también dijo: ‘Sus libros son patrimonio artístico de todos sus lectores, de todos nosotros’. En una fiesta de las letras como la del martes, Guirao rescató unas palabras de Vitale: ‘El poema es la interrupción noble del silencio.’

Letizia en el Premio Cervantes
Gtres

Contenta y emocionada, la poetisa, de 95 años, recibió de manos del Rey la medalla del Cervantes y la escultura. La reina estrechó sus brazos con las manos en un abrazo de admiración. Y mirando a la audiencia, Vitale posó su mano en el corazón y dio las gracias con los ojos y con la sonrisa.

Letizia con la tuna
Gtres

Tras el discurso del Rey, con un recuerdo a las víctimas de los atentados en Sri Lanka, el Coro de la UAH interpretó el Gaudeamus, himno de la universidad. El fin de fiesta fue para la tuna, que despidió a los Reyes cantando ‘Alcalá de Henares’ y ‘Clavelitos’; y también para la lluvia, que caía con furia.


Publicidad - Sigue leyendo debajo