Primeras damas, besos al aire

Letizia, de sastre monocolor sobrio y moderno (tendencia total, por cierto).

La noticia se conocía el martes 10 por la tarde: la Casa Real anunciaba en la agenda oficial la cancelación de la asistencia de los Reyes al concierto ‘In Memoriam’, en homenaje a las víctimas del terrorismo. El concierto, previsto para las 19:30 en el Auditorio Nacional de Música de Madrid, finalmente se celebró a puerta cerrada a cargo de la Orquesta Sinfónica y Coro RTVE y bajo la dirección de Pablo Heras-Casado. Unas horas antes, RTVE adelantaba en una nota de prensa que el concierto se celebraría sin público, “debido a la normativa sobre el coronavirus aprobada por el Gobierno”.

Era el primer acto que se cancelaba en la agenda oficial de Casa Real. Y a este se ha unido el viaje a Logroño, planificado para el jueves 12, donde se conocería el ganador del Premio Fundación Princesa de Girona 2020, en la categoría de las Artes y las Letras. No ha sido así con el viaje a París.

Los Reyes de España, en París
Gtres

Los Reyes llegaron a la capital gala el miércoles 11 por la mañana y fueron recibidos por Emmanuel Macron y Brigitte Macron, en el Palacio del Elíseo. Curioso e inusual fue el saludo que se dispensaron. Cuando lo vi, me pareció del todo lógico y quedó muy natural. Ambos jefes de Estado y sus esposas siguieron las recomendaciones de los expertos en salud pública. Ni besos ni contacto.

Los Reyes de España, en París
Gtres

Abrió Brigitte el saludo lanzando un beso al aire a Letizia, que ella respondió con un gesto de agradecimiento con la mano. Continuó Macron, que practicó un saludo al estilo námaste, muy extendido en numerosas culturas orientales, juntando ligeramente las manos e inclinando la cabeza hacia adelante, gesto que el Rey también correspondió con gratitud. Me pareció una cálida bienvenida sin contacto y con las precauciones impuestas por todas las autoridades sanitarias internacionales.

Los Reyes de España, en París
Casa de S.M. el Rey

Don Felipe y doña Letizia asistieron al almuerzo ofrecido por el presidente de la República Francesa y su mujer con motivo del Día Europeo de Víctimas del Terrorismo. Para el acto, doña Letizia confió en un look austero y discreto, a base de un sencillo traje pantalón azul marino, que combinó con el collar de perlas rusas. El collar, de las joyas de pasar, fue un regalo de Alfonso XII a su mujer, María de las Mercedes. También lo han lucido Doña Sofía y Victoria Eugenia. Curioso look creó la Reina al combinar una joya clásica y atemporal como las perlas rusas con un sastre monocolor sobrio y moderno (tendencia total, por cierto).

Publicidad - Sigue leyendo debajo