Kate Middleton y Máxima de Holanda protagonizan el primer día de carreras en Ascot

La duquesa de Cambridge y la soberana holandesa han sido las grandes protagonistas en la inauguración de la 308º edición de esta tradición británica.

Reyes de Holanda y Duques de Cambridge en Ascot.
Gtres

Este martes 18 de junio ha comenzado la competición de carreras en Ascot, que este año celebra su 308º edición. Justo un día después de que Felipe VI y Guillermo de Holanda fueran investidos caballeros de la Orden de la Jarretera por la reina Isabel II de Inglaterra. Durante este acto pudimos ver cómo doña Letizia se mostraba muy cómplice tanto con las damas de la realeza británica como con la reina Máxima de Holanda. La Reina de España estaba muy guapa con un elegante vestido de la firma sevillana Cherubina valorado en 280 euros en el que destacaban las mangas abullonadas tipo farol. De largo midi y estampado en blanco y negro le sentaba como un guante a la Reina, que completaba el look con una diadema de la misma firma valorada en 240 euros. Sin embargo, en este primer día en Ascot no hemos podido ver a los soberanos españoles pero sí a los holandeses.

Guillermo y Máxima de Holanda en Ascot
Gtres

Guillermo y Máxima de Holanda han llegado en el mismo carruaje que Isabel II. Y una vez más, la soberana de los Países Bajos ha sido fiel al 'dress code'. Máxima ha estrenado un vestido midi de la firma Natan, aunque el protagonismo lo ha tenido su tocado –como manda la tradición en esta cita anual– bastante grande, con flores, varios tipos de tela, que le tapaba demasiado la cara. Para completar, unos pendientes que forman parte de la tiara Stuart.

Kate Middleton en Ascot
Getty Images

Sin embargo, la Reina de Holanda no ha podido eclipsar a Kate Middleton. La Duquesa de Cambridge un diseño de la firma Elie Saab formado por un conjunto compuesto por un blusa en color azul, de manga larga, con transparencias, detalles bordados en macramé y con una increíble lazada al cuello.

Reyes de Holanda y Duques de Cambridge en Ascot
Gtres

Y cómo no, su tocado no ha defraudado. Aunque se trata de uno no muy atrevido, es un diseño de Philip Treacy, con una flor del mismo color que el vestido bajo el ala del sombrero. Como complemento ideal, unos pendientes de topacios de Kiki McDonough.

Publicidad - Sigue leyendo debajo