Alberto de Mónaco es un hombre presumido

El príncipe se da cacao durante el torneo de tenis y provoca la risa de la condesa de Wessex.

Alberto de Mónaco le hemos podido ver siendo un hombre muy elegante, divertido en algunas ocasiones o muy correcto en otras. Pero nunca se había dejado ver cuidándose su piel. Ha sido en los Campeonatos de Wimbledon donde el príncipe se ha aplicado cacao en sus labios para protegerse de la sequedad. Pero el asunto no ha quedado ahí, también ha hecho reír a su compañera de sitio, la condesa de Wessex, haciendo unos gestos extravagantes.

Parece que los cambios intensos de temperatura han obligado a Alberto de Mónaco a ser precavido y le han llevado a usar este tipo de producto. Por su parte, Sofía de Wessex observaba cada paso que daba el príncipe para aplicarse el cacao e incluso cuando hacía el gesto para extendérselo mejor.

ALBERTO DE MONACO EN WIMBLEDON
Alberto de Mónaco Wimbledon
GTRES

Alberto de Mónaco se mostraba muy serio, con unas gafas de sol grandes y con traje oscuro, y claro, lo que menos te esperas es que de repente saque un labial de cacao y comience a aplicárselo. Precisamente ese contraste fue el que provocó la risa de la condesa que no podía dejar de mirarle.

ALBERTO DE MONACO EN WIMBLEDON
Alberto de Mónaco Wimbledon
GTRES

Tal vez, también hizo reír a la Infanta Cristina, con la que coincidió en la inauguración de la exposición 'Dalí: una historia de la pintura', hace menos de 24 horas. Después de la mala situación que actualmente está pasando la Infanta, debido a la condena de prisión de su marido Iñaki Undargarín, pudo despejarse con la compañía de Alberto de Mónaco en este evento. Además su hermano, el rey Felipe VI, también lo recibió hace apenas unas semanas en la entrega de los premios de la Fundación que lleva su nombre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo