¿Cuál ha sido la reacción de la reina Isabel II tras la polémica decisión de su nieto?

Sólo unas horas después de que los duques de Sussex anunciaran su renuncia a su papel principal en la familia real británica, la monarca ha emitido un comunicado con su opinión.


    La insólita decisión de los duques de Sussex de “dar un paso atrás en nuestro papel de miembros senior de la familia real y trabajar para ser económicamente independientes” caía el pasado 8 de enero como una auténtica bomba sobre la casa real británica, ya algo resquebrajada tras la retirada temporal del duque de York. La reacción oficial al anuncio de Harry y Meghan no se ha hecho esperar. Tan sólo unas horas después de que el matrimonio hiciera pública su decisión, la reina Isabel II emitía un comunicado para pronunciarse al respecto de dicha noticia.

    La reina Isabel II
    Getty Images

    “Entendemos su deseo de tomar un enfoque diferente pero esto son temas complicados y tomará su tiempo el organizarlos", respondía la monarca británica en un comunicado oficial donde también indicaba que las conversaciones sobre este tema están en una “etapa temprana”. Unas palabras que dejen entrever el malestar de la reina Isabel II ante la renuncia de su nieto Harry.

    La reina Isabel II con el príncipe Harry
    Getty Images


    Todo parece indicar que esta decisión de los duques de Sussex no habría sido consensuada, ni siquiera consultada con el resto de la familia real británica, según se desprende de las declaraciones hechas por un periodista de la BBC especializado en la realeza. Esa misma fuente es la que también ha apuntado que ese proceder tan independiente del matrimonio sería lo que habría llevado a que en Buckingam estarían “decepcionados”.

    Harry y Meghan, duques de Sussex
    Los duques de Sussex en su última aparición en Londres un día antes de anunciar su retirada.
    Getty Images

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    La reina Isabel II ya dejó muy clara estas pasadas fiestas que no comulgaba con las últimas actitudes de Harry y Meghan. La gota que habría colmado el vaso de la paciencia de la monarca fue que los duques de Sussex se fueran a Canadá junto a su hijo Archie a pasar las navidades en lugar de hacerlo en Londres junto al resto de la familia real como era tradición. El modo con el que Isabel II mostró su malestar con su nieto fue eliminar su foto de la mesa junto a la que pronunció su clásico discurso navideño.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo