Las polémicas decisiones de los duques de Sussex que ya anunciaban sus ganas de independencia

Repasamos los distintos pasos, siempre cargados de controversia, que Harry y Meghan han ido dando hasta decidir dar su 'último portazo' a la casa real británica.


    Cuando el pasado 8 de enero el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle emitían un comunicado para dar a conocer su determinación de desmarcarse de la casa real británica y “trabajar para ser independientes económicamente”, parece que han sido pocos a los que esta noticia les haya sorprendido, a pesar de no tener antecedentes. Y es que los Duques de Sussex con algunas de sus polémicas decisiones ya habían ido dando pistas y tensando la cuerda en sus relaciones con el resto de la familia real.

    Harry y Meghan, duques de Sussex
    Getty Images

    Sin ir más lejos, uno de los indicadores de que podría no haber marcha atrás lo daban estas pasadas fiestas. Los duques de Sussex rompían, una vez más, con otra de las clásicas tradiciones reales, la de pasar todos juntos las navidades. Harry, su mujer y el pequeño Archie ponían rumbo a Canadá para pasar tan entrañables fechas junto a Dorian Raglan, la madre de Meghan. La reina Isabel II respondió entonces este desplante de su nieto de un modo 'sutil', retirando su foto durante su discurso navideño.

    Enrique de Inglaterra y Meghan Markle se ‘independizan’ de la familia real británica y vivirán en América del Norte
    gtres

    En octubre, el matrimonio había expresado, por medio de otro comunicado, que pretendían retirarse de la vida pública durante seis semanas. Ya entonces, esto tampoco hizo que nadie se llevara las manos a la cabeza porque el propio Harry había confirmado que la relación con su hermano Guillermo no pasaba por su mejor momento. Un distanciamiento fraternal que quizás venía de los desencuentros entre sus respectivas mujeres que no se llevaban nada bien.

    Príncipe Guillermo y Príncipe Harry
    Gtres

    La ruptura entre los duques de Sussex y los de Cambridge cuando, el pasado mes de agosto, se dejaba claro que ambos matrimonios no tenían intención de volver a trabajar juntos en los actos oficiales de la, hasta entonces,'The Royal Foundation of The Duke and Duchess of Cambridge'. El hecho de que, en abril, Harry y Meghan se mudaran a Frogmore Cottage abandonando el palacio de Kensington ya era un claro indicador de que algo no marchaba bien.

    Harry de Inglaterra y Meghan Markle con su hijo Archie
    Gtres
    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Si bien ya el nacimiento del pequeño Archie estuvo rodeado de un halo de misterio y fue otra ocasión más para que el matrimonio demostrara sus ganas de independencia y privacidad. Meghan dio a luz en el hospital privado The Portland, en la más estricta intimidad como ya habían anunciado, y no el St. Mary's de Paddington donde era tradición que nacieran los bebés Windsor. La presentación oficial del bebé tardó más de lo habitual, alimentando aún más la polémica, e incluso Guillermo y Kate tardaron ocho días en conocer a su sobrino.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo