Magdalena de Suecia se muda tras sufrir un robo

La princesa, su marido Chris O'Neill y sus tres hijos han dejado la casa en la que residían en Miami después de que unos extraños entraran en su domicilio hace unas semanas.

Magdalena de Suecia cambia de casa tras sufrir un robo
Gtres
  • Tras anunciar que cambiaban de residencia en Florida, ha salido a la luz la verdadera razón: sufrieron un robo durante una de sus ausencias.
  • Desde el percance, la hija de Carlos Gustavo no se ha sentido seguro en su casa y, por este motivo, han decidido mudarse.

    Magdalena de Suecia ha dejado su casa en Miami y ya conocemos el verdadero motivo. La hija pequeña de los reyes Carlos Gustavo y Silvia; su marido, Chris O'Neill, y sus tres hijos Leonore, Nicolás y Adrianne, han decidido cambiar de residencia en Florida y, aunque en un primer momento se barajó la posibilidad de que se les hubiera acabado el contrato de alquiler, la verdadera razón es otra. Según ha publicado la prensa sueca, la pareja fue víctima de un robo en su domicilio durante una de sus ausencias. Aunque no ha trascendido si los daños fueron cuantiosos, desde ese momento, Magdalena que ahora se gana la vida como escritora de cuentos infantiles, no se sentía segura en la vivienda y no se atrevía a quedarse sola con sus tres niñas.

    Por este motivo, la pareja decidió rescindir el contrato de arrendamiento y buscar un nuevo hogar para su familia en Miami que cubriera las necesidades de su familia numerosa y le permitiera estar más tranquila.

    View this post on Instagram

    Siblings! 😍😍😍

    A post shared by Princess Madeleine of Sweden (@princess_madeleine_of_sweden) on

    La casa que ocupaban Magdalena y Chris con sus tres hijos tenía todas las comodidades: 700 metros cuadrados distribuidos en siete dormitorios, siete baños, pista de tenis, bodega, piscina, porche y un espectacular jardín con palmeras. Seguramente, la nueva casa a la que se han trasladado goza de las mismas o más comodidades.

    Magdalena de Suecia y su marido, Chris O'Neill
    Gtres

    No es la primera vez que un miembro de la familia real sueca sufre un robo de estas características. En 2010, una banda de ladrones irrumpió en el castillo de Drottningholm y robó varias joyas a la princesa Cristina, tía de Magdalena. En agosto de 2018, otros ladrones irrumpieron en la catedral de Strängnäs y sustrayeron varias piezas de alta joyería pertenecientes a la casa real sueca que fueron recuperadas seis meses después.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo