Los hijos de Alberto y Charlene de Mónaco abandonan el colegio para educarse en casa

El príncipe Alberto explica por qué sus hijos han dejado de asistir a las clases del colegio privado François d'Assise-Nicolas Barré.

Pese a que el pasado mes de septiembre, los hijos de Alberto y Charlene de Mónaco, los mellizos Jacques y Gabriella, comenzaron el curso escolar en el colegio privado François d'Assise-Nicolas Barré, desde finales de octubre han dejado de ir a la escuela de manera presencial para pasar a recibir su educación desde casa. Según ha explicado el propio príncipe monegasco a la revista Paris Match, esta decisión la tomó junto a su esposa ante la creciente subida de contagios por coronavirus. Al ver que la situación por la pandemia está empeorando, el matrimonio decidió habilitar una sala dentro del palacio Grimaldi para que continuaran desde allí las clases, recibiendo tanto formación online como presencial, ya que cuentan con un equipo de profesores para atender las necesidades educativas de los pequeños.

Para que no estén solos y puedan socializar con otros niños de su edad, la formación la realizan junto a cuatro niños más de su mismo curso (dos chicos y dos chicas). "Junto a la princesa Charlene, hemos tomado esta decisión de adaptar este dispositivo en una sala más grande para acoger a seis niños, desde que comprendimos que la situación iba a perdurar", señala el jefe del Estado. De esta manera, Jacques y Gabriella tan solo acuden a la escuela para realizar actividades deportivas, como natación. Pese a todo, el príncipe Alberto ha querido dejar claro que, en cuanto mejore la situación, sus hijos volverán a las clases presenciales.

alberto y sus hijos
Getty Images

Charlene, ingresada en un centro

La última aparición pública de los mellizos fue el pasado viernes en los actos oficiales con motivo del Día Nacional de Mónaco. Ante la ausencia de la princesa Charlene, los pequeños, de 7 años, protagonizaron la anécdota de la jornada al aparecer, desde uno de los balcones de palacio, mostrando unos carteles escritos por ellos mismos y dirigidos a su madre en los que le decían que la quieren y la echan de menos.

Tras pasar una larga temporada convaleciente en su Sudáfrica natal afectada por una infección otorrinolaringológica, Charlene de Mónaco regresó hace unas semanas a Mónaco y pudo reunirse con su marido y sus hijos. Sin embargo, no ha retomado su agenda oficial debido a que se encuentra ingresada, de manera voluntaria, en un centro fuera de Mónaco para tratar su “profundo agotamiento físico y emocional”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada