¡Elena Tablada y Javier Ungría se vuelven a ir de boda!

La diseñadora ha recibido una gran noticia pese a empezar el año con mal pie por los problemas de salud de su chico, Javier Ungría.

Elena Tablada y Javier Ungría
Gtres

Tan solo un mes después de la boda religiosa de Elena Tablada y Javier Ungría, la diseñadora vuelve a irse de boda. Pero no, no es la suya. De serlo se trataría de la tercera boda de la pareja, y es que ya se dieron su primer 'Sí, quiero' en una ceremonia civil el pasado agosto en Miami para después poner el broche de oro a su amor en La Habana. Ahora, cuando todavía resuenan ecos de los tres días de fiesta de la boda cubana, la familia Tablada prepara ya otra gran celebración: El enlace de Naelé. La hermana pequeña de Elena se casa con su chico Adrián Chamorro, con quien sale desde hace cinco años. Una boda que se celebrará el próximo 8 de junio en una finca a las afueras de la capital y que traerá, de nuevo, la alegría a la familia.

Gtres

Naelé tiene siete años menos que Elena, 30, y ha estudiado Educación Infantil, mientras su chico trabaja en la empresa de su padre, dedicada a temas de óptica, según recoge 'Informalia'.

Una gran noticia para la familia Tablada Ungría, y es que las cosas no empezaron demasiado bien este 2019. El empresario ha tenido que pasar por el hospital para 'arreglar' una lesión en el pie y su mujer no se separaba de su lado. Como les contó 'Diez Minutos', la pareja se vio obligada a retrasar su luna de miel el pasado mes de diciembre porque, en las celebraciones previas a su boda religiosa en Cuba, Javier se cortó el pie con un cristal y, hasta el último momento, no supo si debería ir a la ceremonia con muletas. Pasadas las Fiestas, Ungría ha tenido que pasar por quirófano para solventar su lesión en el pie y ha utilizado su perfil de Instagram para contarlo. Por suerte, Javier ya está en casa y pueden recibir así las buenas noticias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo