Mayte García explica cómo viven el confinamiento y cómo están tras la muerte de su hijo

La mujer del ex futbolista Santiago Cañizares nos atiende desde la finca que poseen en Requena en donde están pasando los días desde que se decretó el estado de alerta.

Mayte García, la mujer de Santi Cañizares
Sergio R Moreno

Mayte García y Santiago Cañizares han vivido lo peor que le puede pasar a unos padres: perder a uno de sus hijos. El pequeño Santi, de solo 5 años de edad, falleció en marzo de 2018 a causa de una larga enfermedad.

Desde su finca de Requena, Mayte ha querido hablar de cómo están llevando la cuarentena desde que se decretó el estado de alarma el pasado mes de marzo y cómo se encuentra tras el duro golpe que la vida les dio con la muerte de su niño.

Lo primero ¿qué tal estáis?

Bien, de momento y afortunadamente bien . Hasta el moño pero bien. Mi madre está conmigo. Tenemos una finca en Requena y estamos alejados del mundo.

Así que estáis protegidos.

Eso nunca se sabe porque te bajas a compra y a saber.

¿Cómo llevas el confinamiento con tantos niños?

Cuantos más niños mejor, porque juntos se entretienen, el problema es cuando sólo tienes uno. Yo creo que se organizan mejor que nosotros.

¿Ha cambiado mucho tu vida en estos días?

Claro. Yo viajo mucho por trabajo y ahora hago todo con el teléfono. El hecho de estar un mes encerrada en casa no me importa porque lo disfruto con la familia, yo soy muy casera. Es más el miedo a este parón, a esta parálisis de tu vida y al futuro incierto el que nos agobia a la gente. Vamos a tener que cambiar tanto nuestro estilo de vida y hasta poder hacer lo que hacíamos antes va a pasar mucho tiempo.

Esperemos que no sea mucho.

Yo tengo un tío que está en el comité del coronavirus y me entero de todo antes que nadie. El me dice que nos olvidemos de eso de ir todos a un restaurante a comer y esté todo el mundo ahí aglomerado. Nada de reuniones amplias. Este verano va a seguir haciendo coronavirus. El problema no es ahora. El problema estará en septiembre y en octubre.

Claro, porque habrá un aumento de contagios al retomar nuestra normalidad.

Va a bajar y con el calorcito se quita un poco el virus, pero luego volverá. Yo lo que le digo a la gente que no lo ha cogido aún es que si nos ponemos muy malos en otoño, por lo menos pillamos los hospitales menos abarrotados y con más experiencia, conociendo el virus mucho mejor.

¿Tienes allegados afectados?

Yo tengo amigos que están en la UCI e intubados, haciéndoles traqueotomías, así que imagínate.

¿En que trabajas Mayte?

Yo soy broker, trabajo para fondos de inversión. Lo que pasa es algo que no se suele decir mucho.

Por lo tanto sabrás muy bien como está la situación económica del país.

Terrible, sobre todo por la incertidumbre y por las pocas ayudas que están generando las empresas. A ver quién invierte en España.

¿Qué piensas hacer cuando acabe todo eso?

Seguir con la lucha contra el cáncer infantil porque aunque esté el coronavirus esto no para. Seguiremos haciendo lo mismo, no nos queda otra. Los niños siguen sufriendo y siguen entrando en los hospitales porque están enfermos. Ahora todo el mundo investiga para frenar el coronavirus y dando dinero, pero para lo que sigue faltando es para la investigación de las enfermedades en los niños. Se ha parado a nivel inversión, pero los investigadores siguen trabajando en sus hospitales. Nosotros, por ejemplo, tenemos una línea de trabajo de una investigación en Navarra y allí continúa.

¿Has marcado pautas a tus hijos de deberes, ejercicios…?

La verdad es que les tengo bastante organizados, no he sido muy estricta con ellos. Yo es que creo que ellos también demandan orden. Mis hijos no están agobiados, para nada. Ellos se levantan y las pequeñas hacen Kumon. Está fenomenal, es una herramienta que les sirve, sobretodo para tener seguridad y saber que van a poner con todo. Ya no es una cuestión de saber más o menos matemáticas. Es una cuestión de que cualquier problema que tengan en su vida ellos saben que con cuatro herramientas pueden solventarlo y eso es básico hoy en día en los niños. Además en el campo tienen trabajo para lo que quieran.

¿Santi sigue con sus colaboraciones deportivas?

Sí, los miércoles sigue entrando en la radio y el domingo también va a Valencia a un estudio que tiene en casa. Aunque también lo del fútbol es tan incierto, no saben si van a continuar o no la liga. Yo creo que lo que agobia a la gente es la incertidumbre.

¿Estás preocupada por la vuelta a la normalidad?

Es que no sabemos las medidas que vamos a tener que tomar, sobretodo a nivel laboral. A nivel personal uno puede tomar sus propias medidas de precaución como no salir tanto de casa.Y luego los niños que son un foco de infección. Llega septiembre y los mandamos al colegio. Pero tampoco creo que sea una cuestión autocastigarnos, que nos puede dar un infarto mañana. Si te tiene que tocar te toca y hay que ver de que manera te toca . Depende de la carga viral. No es lo mismo que te lo pegue tu hija que lo cojas en un sitio en donde hay cien personas infectadas. Creo que es muy importante tomar muchas vitaminas para que el sistema inmune esté fuerte, pero no podemos vivir con miedo porque la mayoría dela sociedad lo va a coger.

En tus palabras no se percibe miedo.

No, miedo tampoco, lo que pasa es que sales al supermercado y ya con el ver el ambiente es que da pánico. Lávate las manos, ponte las mascarillas, no vas en paz a comprar, parece que es el fin del mundo. Y luego está la preocupación por el país. Somos un país super alegre y yo creo que vamos a salir muy tocados de aquí. Se ha muerto mucha gente y alguno te toca de cerca. Los españoles somos de estar todo el día en la calle, en terrazas con amigos. Te digo yo que un noruego no lo va a pasar igual de mal que nosotros que estamos siempre acostumbrados a la buena vida y al solecito.

¿Tus hijos, a pesar de ser pequeños, son conscientes de lo que está pasando?

Sí, piensa que mis hijos han vivido situaciones muy jodidas con perdón de la palabra. Lo que nos ha pasado con Santi nos ha enseñado a tener paciencia, la tenemos muy metida dentro de nuestras cabezas. Nosotros hemos pasado tantas horas de hospital, tanta incertidumbre siempre que al final esa lección se te queda siempre. Vamos a vivir el hoy y ya veremos que pasa mañana. Disfrutemos del hoy y Dios quiera que no les pase nada a nuestros seres queridos.

Estar con tu madre también te dará tranquilidad al ser una persona mayor.

Sí, pero al final se van haciendo mayores y se vuelven quisquillosos y se agobian. Se quieren ir a su casa. No están acostumbrados a estar todo el día con los niños para arriba y para abajo. Al final es que discuten, lógicamente, son niños. Es increíble que nos haya tocado vivir esto.

¿Cómo os habéis tomado que se suspendieran Las Fallas ?

Yo me alegré, descansé, igual que me pareció una barbaridad lo del 8 M. Lo de Madrid es una locura. Yo creo que en mi casa lo hemos pasado. Antes de suspender el cole mi hija Martina vino con dolor de cabeza y nos lo pegó a mi otra hija y a mí. A mí me dolía mucho la garganta muy raro, no me dolía al tragar. La chica de mi casa también tuvo fiebre y anginas. Igual era un resfriado común.

Esperemos que todo pase pronto.

Pues sí. Por lo menos que encuentren una medicación para prevenir y que no fallezca tanta gente. Antes de la vacuna la medicación. Que se más fácil la curación. Lo único que vamos a sacar de aquí es un poco de cura de humildad para todos , que la gente tiene unos egos muy subiditos y esto es como el cáncer, que no mira ni edad , ni cultura, ni estatus social. Aquí uno se va y solo.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada