Tamara Falcó e Íñigo Onieva: puro amor en 'El Hormiguero'

La marquesa acudía esta vez al programa en calidad de invitada y sorprendía al público con su mayor fan: su chico Íñigo Onieva.


    Tamara Falcó ha pasado de tertuliana a invitada de honor en 'El Hormiguero' y se lo ha pasado como una niña pequeña. Estrenando la posición de invitada, la hija de Isabel Preysler le contaba a Pablo Motos las ovaciones que está recibiendo por su libro, 'Las recetas de casa de mi madre', con prólogo de Isabel Preysler. Se trata de un compendio de las recetas heredadas de generación en generación y donde recuerda con nostalgia los platos de su niñez.

    El presentador le ha preguntado muchísimas curiosidades que él ya conocía, por ser alguna que otra vez invitado en la casa familiar, pero que el público desconocía. Tamara confesaba que a su madre no le gusta nada cocinar, pero sí que es muy organizativa a la hora de hacer un evento en su casa: "Le gusta mucho organizar saraos y hasta controla los frutos secos que se ponen para que no te manches", explicaba la joven marquesa.

    tamara falcó
    Antena 3

    "Cuando hay invitados en casa, mi madre se va a Londres a comprar un perfume de nardo que pone en las lámparas y huele mientras se consume. Sería la perfecta jefa de sala", es increíble que organicen con tanta dedicación. Esas veladas deben de ser de lo más interesantes.

    También se ha hablado de las recetas famosas de la familia Preysler y añadidos como por ejemplo: cómo se come las lentejas Mario Vargas Llosa. "Con dos huevos", respondía Tamara desatando las carcajadas en el plató. En su casa son mucho de comer de cuchara aunque sea verano, son de buen comer entre ellos Isabel, que reconocía su hija la adicción que tiene por los postres: "Es adicta al chocolate".

    iñigo onieva
    Antena 3

    Tamara ha estado simpatiquísima como lo es siempre y el público disfrutaba mucho de ella, sobre todo alguien en concreto que la miraba desde la grada embobado. Se trataba de su chico Íñigo Onieva, que no se quería perder por nada del mundo la entrevista de su novia. En el juego de las hormigas, Trancas y Barrancas hacían elegir a la marquesa de Griñón entre su móvil o su novio. Tamara elegía quedarse con su chico y entonces la cámara le ha enfocado.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada