George y Amal Clooney recuperan su mansión de Londres

La pareja celebra que puede volver a su vivienda después de los fuertes temporales que inundaron su mansión londinense.

  • La pareja ha podido recuperar, por fin, su casa, que se vio dañada por el temporal.
  • La propiedad ya había sido afectada por las inundaciones en 2016.
  • La terrible noticia de la inundación pilló a la pareja en España y les provocó un gran disgusto.

    La tormenta Dennis que golpeaba Gran Bretaña el pasado mes de febrero causó graves daños a la lujosa mansión que George Clooney y su esposa Amal tienen en Berkshire, inundándose en gran parte. La casa está construida en una isla en el medio del Támesis, que ha desbordado de su lecho a causa del mal tiempo. En el vídeo puede verse el antes y el después de la devastación por el temporal. Las fuertes lluvias hicieron que el río se desbordase provocando que la cancha de tenis, una pequeña vivienda anexa y todo el jardín quedaran anegados por el paso de la tormenta.

    George Clooney se mudó a la mansión con su esposa y sus gemelos Ella y Alexander, de tres años. La casa la compraron en septiembre de 2014, solo unas semanas después de su boda en Venecia.

    Facial expression, Event, Hairstyle, Interaction, Gesture, Ceremony, Smile, Photography, Happy,
    Gtres

    ¡Dale al play al vídeo para ver cómo ha quedado la mansión tras el desastre!

    La lucha contra el coronavirus está sacando lo mejor de nuestros famosos. Todos quieren ayudar de una manera u otra a paliar los efectos que el COVID-19, como es el caso de George Clooney su mujer, la abogada Amal. El matrimonio ha donado un millón de dólares para diversas organizaciones, tal y como ha anunciado el portal de noticias Deadline. Una bonita iniciativa que están siguiendo numerosos rostros conocidos.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada