Jill Biden habla de su familia, su vida y papel como primera dama de EE.UU.

La mujer del presidente de los Estados Unidos, que está en Madrid para la Cumbre de la OTAN, abre la Casa Blanca (y su corazón) a la revista Harper's Bazaar.

jill biden, su entrevista más sincera
Hearst

    Jill Biden, la primera dama de EE.UU., se sincera sobre su vida personal y profesional. La mujer del presidente de los estados unidos, Joe Biden, ha concedido una entrevista a la revista Harper´s Bazaar en la que habla con sinceridad sobre cómo es su vida como esposa del presidente estadounidense; sobre la importancia de mantener su propia identidad y la profunda admiración que profesa a su marido. La hemos visto estos días junto a la reina Letizia visitando la sede de la AECC en Madrid y también en centro de refugiados ucranianos en Pozuelo de Alarcón (Madrid), y ahora la conocemos un poquito más.

    La doctora Jill Biden es la primera esposa presidencial que mantiene su propia carrera, profesora en el Northern Virginia Community College, además de sus obligaciones en el Ala Este, responsabilidades que llama su 'otro trabajo' (como asistir a eventos y llamar la atención tanto sobre las políticas y prioridades de la administración como sobre las causas que ha promovido). "Incluso como cónyuge de un senador trabajaba, iba a la escuela de posgrado, hacía actos de campaña, criaba a los niños", recuerda. Jill Biden considera que "dar la cara es importante. Esa es la sensación que tengo. Estás agotada. Pero simplemente haces lo que tienes que hacer".

    jill biden, su entrevista más sincera
    Hearst

    Jill Biden incide en la independencia económica de la mujer. Ella estuvo casada una primera vez pero no salió bien y la pareja se divorció. Atravesó una época de dificultad económica y ahí es cuando adquirió el compromiso consigo misma de no volver a depender de nadie económicamente. "Sabía que nunca volvería a ponerme en esa situación, en la que sentía que no tenía los medios económicos para valerme por mí misma, que tenía que conseguir el dinero a través de un acuerdo de divorcio. Se lo inculqué a mi hija Ashley: sé independiente, sé independiente. Y a mis nietas: tenéis que ser capaces de valeros por vosotras mismas", cuenta.


    La Dra. Biden echa humo cuando piensa en las desigualdades que han mantenido a las mujeres fuera de la fuerza de trabajo o sin alcanzar su pleno potencial. "Entiendo la necesidad de una mujer de tener algo para sí misma", afirma.

    Jill Biden lleva años acompañando a su marido a distintos actos, un largo camino que le ha llevado a conectar con las personas. Tiene un especial don, cuando entra en una habitación, se da cuenta rápidamente de quién está sufriendo. "Lo detecto muy rápido. Solo con fijarme en adónde miran, su lenguaje corporal", revela. "Hubo un acto (en la Casa Blanca) con cónyuges de senadores y una de las cónyuges –una que nunca imaginarías– se acercó y me dijo: 'Tengo un amigo que tiene lo mismo que tu hijo' (Beau Biden -hijo del primer matrimonio de Joe Biden- fallecido en 2015 por un tumor cerebral). Le dije: 'Déjame escribirle'. Probablemente nunca habría hablado con ella, pero esto nos conectaba".

    jill biden, su entrevista más sincera
    Hearst

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada