Fabiola Martínez celebra la operación de su hijo

La mujer de Bertín Osborne ha comunicado que su hijo pequeño, Kike, ha salido del quirófano tras una exitosa operación.

Fabiola Martínez
Gtres

Bertín Osborne y Fabiola Martínez tienen motivos para celebrar. Después de un duro verano, su hijo Kike, de 11 años, ha sido operado con éxito. Así lo ha querido comunicar su madre a través de las redes sociales con un vídeo en el que se ve al pequeño aún recuperándose en una cama de hospital. "Aún queda la recuperación y rehabilitación. A tope con esa fuerza y espíritu superviviente", decía Fabiola en el vídeo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Kike Osborne en el hospital
Instagram

A principios de verano las malas noticias llegaban a casa de los Osborne. Kike, quien nació con una enfermedad rara por una lesión cerebral, debía pasar por quirófano. El joven padece un trastorno del crecimiento debido a su dolencia: "los huesos crecen pero la musculatura no acompaña", explicaba su madre. Por ello, tenía que ser sometido a una dura operación que sus padres quisieron posponer hasta el mes de septiembre. "Fue una decisión dura", ha explicado Fabiola. Ahora, todos pueden celebrar las buenas noticias.

"Ha sido una operación larga y laboriosa", detallaba Martínez quien destacaba que "gracias a Dios y al equipo médico todo ha salido muy bien". Acto seguido, la mujer de Bertín Osborne agradecía a todos el respeto que habían mostrado y animaba a su hijo a recuperarse. "Ahora queda recuperación y rehabilitación a tope con esa fuerza y espíritu de superviviente que siempre le ha caracterizado a mi príncipe... Gracias con todo mi corazón por vuestro cariño y respeto", escribía. El vídeo cuenta ya con 22.700 me gustas y más de tres mil mensajes de apoyo a la familia.

Desde el nacimiento de su hijo, Bertín Osborne se ha volcado con el apoyo y la investigación a este tipo de enfermedades raras que, por el hecho de ser minoritarias, cuentan con un menor apoyo económico. Por ello, creó la fundación que lleva su nombre con la que busca dar apoyo a las familias que lo necesitan, tanto informativa como psicológicamente. Entre sus objetivos está el ayudar otorgando información de las mejores existentes y los cambios que se pueden hacer para llevar el día a día mejor. Este tipo de apoyos resultan esenciales, sobre todo, en los primeros años de la recepción del diagnóstico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo