Exposoma, qué es y cómo evitar que perjudique tu piel

Los factores externos presentes en nuestro día a día como el sol, la contaminación o malos hábitos alimenticios afectan a nuestra salud y estado de la piel más de lo que pensamos.

Qué es el exposoma y cómo afecta a nuestra piel
MStudioImagesGetty Images

Se entiende por exposoma los factores externos a los que estamos sometidos y que afectan a nuestra vida y su calidad. Estos factores son, entre otros, el calor, el frío, los químicos, la radiación, el sol, el tabaco o el polvo.

Estamos toda la vida sometidos a esos factores ambientes pero no todas las personas respondemos igual a ellos. El exposoma y cómo nos afecta se estudia desde hace poco tiempo. Fue en el año 2005 cuando ese término fue acuñado por el director de la agencia de la investigacion del cáncer, Christopher Wild.

Hoy os hablaré de la incidencia de este exposoma en el envejecimiento cutáneo y mencionaré elementos a los que estamos expuestos y que son los que más envejecen.

El sol

A estas alturas está más que claro que la exposición al sol envejece ya que destruye las fibras de colágeno y elastina. Además, reduce el ácido hialurónico a pasos agigantados por la deshidratación que ocasiona.

La contaminación

Se sabe que la exposición a altas dosis de contaminación como las emisiones de los coches, envejece y puede causar manchas en la piel. El ozono del ambiente favorece la aparición de arrugas y por eso recomiendo el uso de productos de nueva generación que son antipolución con activos como el ginseng, té verde o las bayas del saúco salvaje, que, sin duda, ayudarán a que la piel no se inflame.

El tabaco

El humo del tabaco, no solo consume la vitamina c, si no que inhibe la cicatrización y oxida la piel. Por eso el tono de la piel de las personas fumadoras se vuelve opaco y cetrino.

El estrés y la falta de sueño

Estos dos factores son causa directa del envejecimiento, el exceso de cortisol causa reacción inflamatoria que se traduce en rojeces, dermatitis, granos.

La mala alimentación

La nutrición es un arma de doble filo. Una buena alimentación es básica para gozar de una piel bonita con buena dosis de vitaminas b, e y d y ácidos grasos. Sin embargo, una mala alimentación a base de azúcares y comida rápida, dañará tu piel y provocará un envejecimiento prematuro.

Por estos motivos que te he mencionado anteriormente, debes entender que no solo eres el reflejo de tus padres y abuelos, sino que, además, eres lo que comes, lo que respiras, el sol que tomas, el viento, el frío y el calor.

Así, si te preocupa tu piel y tu salud en general, debes aprender a usar rutinas antioxidantes, anti polución y aprender a vivir más relajada.

image

Cuca Miquel es coach de belleza y directora del centro médico estético Todo en belleza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Belleza