Gabriela Toscano

La actriz que da vida a Clara en ‘Esperanza mía’ ha encontrado el equilibrio entre el trabajo y la familia

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Para mí es imprescindible trabajar porque si no me cambia el carácter. De lo que me ofrecen, trato de escoger lo mejor; si tengo que optar por algo que no me convence del todo, intento mejorarlo ya que es lo único que tengo”, afirma Gabriela Toscano, quien vino al mundo el 25 de octubre de 1965 en Montevideo, Uruguay, aunque enseguida se fue a vivir a Argentina. 

No es de extrañar esa pasión por la interpretación. Debutó en televisión con tan solo 4 años y, desde entonces, no ha parado. Fue un comienzo accidental, pues se fijaron en ella cuando acompañó a su hermana a un casting.

“Empecé a trabajar sin ser muy consciente de lo que hacía, simplemente me encantaba. Descubrí que tenía un don para la actuación con el paso del tiempo”, recuerda.  

Después de participar en varios anuncios publicitarios se hizo conocida y se estrenó en el cine con la película La Mary.

Poco a poco, fue dejando sus estudios a un lado para volcarse en el trabajo, algo que sus padres no vieron con malos ojos conscientes del talento de su hija.

“Entré en un colegio nocturno para poder compaginarlo con las grabaciones, pero terminé dejándolo. Llegué a sentirme culpable, pero luego entendí que mi vocación era otra, era demasiado fuerte como para desviarla”, comentó.

Al tiempo que asumía nuevos papeles en el cine, con películas como Los chicos crecen o Las aventuras de Pikín, en televisión hizo novelas como Cumbres borrascosas, Daniela y Cecilia y Rosa de lejos, que grabó en 1980.

En 1985, cuando afrontó el rodaje de El exilio de Gardel, se dio cuenta de su falta de técnica: “Hasta entonces había actuado por intuición, pero me faltaba madurez y preparación”.

Y lo logró gracias al director de teatro Carlos Rivas, a quien conoció en las grabaciones de Apasionada, en 1993. “Me ayudó a acabar con las limitaciones. Antes no quería ensayar creyendo que perdería mi potencial, pero me di cuenta de que afianza la relación con el personaje”, afirmó.

Al margen de lo laboral, entre ella y Rivas surgió el amor y pronto se convirtieron en novios. Fruto de su relación nació Bruno en 1995.

Lee la biografía completa en la revista Telenovela.

Ha hecho además Todos eran mis hijos y, bajo 
la dirección 
de Rivas, 
Love, love, love, 
La duda 
y una versión 
de Hamlet.

Teatro

Es el rey en Macbeth, 
el sueño de las brujas: “No creo en la sexualidad de los personajes; no existe una actriz que no pueda hacer 
de hombre o viceversa”.

Cine

Le hubiera gustado hacer más, pero ha logrado destacar con películas como Las viudas de los jueves, con la que se alzó con un Premio Cóndor de Plata.

El exilio de Gardel donde recuerda 
que tuvo que enseñar por primera vez el pecho: “Eso me trajo muchos dolores de cabeza”.

‘Rosa de lejos’

Dato. Las grabaciones tuvieron lugar en Argentina durante 1980.

Sinopsis. Cuenta la historia de una joven sin recursos que consigue salir adelante gracias 
a su fuerza y coraje. 

Banda sonora. El tema principal de la novela, titulado Carillon 
fue compuesto e interpretado por el 
grupo británico Sky.

‘Esperanza mía’

Su personaje. Interpreta a la hermana Clara Anselmo, madre 
de Lali Expósito, con quien entabló una excelente relación: “Nunca habíamos trabajado juntas y 
tuvimos muy buena química. 
Tiene una energía muy especial”.

‘Amas de casa desesperadas’

Su papel. Interpreta a Susana Martín, papel que hizo Teri Hatcher en la versión original Mujeres desesperadas, una madre soltera de una adolescente que vive en un continuo estado de angustia por las circunstancias que la rodean.

‘El puntero’

Clara Medina. Es una inteligente y audaz 
abogada que lucha contra la corrupción. Y esa forma de ver la vida es lo que la aleja de su marido, El Puntero (Julio Chávez), un hombre que actúa al margen de la ley: “Aunque lo ama, es consciente 
de que estando juntos se hacen daño y sufren”.

‘Culpables’

Año. Se grabó en 2001, en Argentina.

Reconocimiento. Gracias a su soberbia interpretación de Daniela, obtuvo el Premio Martín Fierro en 2001. Además, fue una 
de las telenovelas que recuerda con más 
cariño y que marcaron su carrera.

‘Para vestir santos’

Satisfecha. “Disfruté mucho preparando 
el personaje de Susana, escrito por Javier Daulte. Me gustó que, cuando estrenamos, 
ya había seis capítulos grabados. Uno tiene 
que poder confiar y elaborar las historias”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo