Kristina Lilley

Uno de sus papeles más reconocidos por el público fue el de Gabriela en ‘Pasión de gavilanes’

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Mi profesión es dura y hay épocas muy difíciles. Entonces respiro hondo, medito e intento transmitir mi experiencias a través de seminarios, hago ‘coaching’ para actores…”. Pese a esos momentos, no se arrepiente de la decisión que tomó cuando solo era una adolescente y sentía una irrefrenable pasión por la interpretación: “La actuación es mi vida y he asumido lo bueno y lo malo: he renunciado a mi privacidad, pero la admiración de la gente me compensa”.

Nueva York, Estados Unidos, la vio nacer el 31 de agosto de 1963, pero con 3 años se trasladó a vivir a Colombia junto con sus tres hermanos: “Allí destinaron a mi padre, que era norteamericano y trabajaba en una empresa petrolera”.

Allí empezó a estudiar danza, disciplina que practicó durante años. Pero al mismo tiempo fue descubriendo la interpretación gracias a las clases de teatro que impartían en su colegio y, a los 12 años, participó en un programa de televisión.

Sin embargo, terminada la escuela decidió matricularse en la universidad: “Mis padres me dijeron que tenía que estudiar una carrera. Como no me dejaron ser maestra, hice Biología porque amo a los animales” Hasta que un día le ofrecieron un papel en Amigas, su primera novela: “Recuerdo que no sabia cómo moverme ante la cámara. Me temblaban las mejillas”.

Ese miedo se atenúo en su siguiente producción: The Wilson Family, que grabó en 1976 y tras la cual tuvo un parón que duró años.

En 1989, recién nacida su hija Megan, interpretó Alejandrina en Azúcar, un personaje que le hizo saborear las mieles del éxito. Después llegaron Sangre de lobos, Copas amargas, por la que obtuvo varios galardones, o El manantial, entre otras muchas.

Un nuevo paréntesis profesional llegó a su vida en 1997, al finalizar Dios me lo pague. Esta vez por voluntad propia, pues ya había nacido su segunda hija, Rakel, y su relación con Óscar Suárez peligraba por su absorbente trabajo: “Además, Colombia vivía un momento difícil y queríamos darles mejores oportunidades a nuestras hijas en EE. UU. Me dediqué por completo a ellas”.

Pese a su esfuerzo, su matrimonio terminó en divorció en 2003, año en el que decidió volver a Colombia para retomar su profesión. Un regreso triunfal, pues su siguiente novela, Pasión de gavilanes, la consagró a nivel internacional.

“Fue difícil volver a coger el ritmo, pero luego resultó maravilloso. Me ayudó mucho a superar mi separación y la muerte de mi padre”, recuerda.

Su mayor tesoro

Fruto de su primer y único matrimonio, tiene dos hijas: 
Megan de 27 años y Rakel, de 22.

“Soy una madraza, pero también estricta y exigente. Mientras me digan la verdad, siempre las apoyaré en lo que deseen. Son el centro de mi vida”.

Teatro

Sobre las tablas ha destacado por obras como Blancanieves y los siete enanitos, La conyugal...

... la hilarante comedia Toc, toc en la que seis pacientes se contagian sus trastornos obsesivos, compulsivos...

... y Caliente, caliente: el show de las menopáusicas, donde comparte cartel con las actrices 
Martha Liliana Ruiz, Ana Cristina 
Botero y Maru Yamayusa.

Óscar Suárez

Se casaron siendo muy jóvenes y tuvieron dos hijas: Megan y Rakel. En 2004 rompieron.

Mauricio Lombana

Empezó a salir con él filósofo en 2009. Su relación no prosperó en el tiempo.

Pasión de gavilanes

Su papel. Interpreta a Gabriela Acevedo, viuda de Bernardo Elizondo, una mujer manipuladora y ambiciosa 
que se enamora del marido 
de una de sus hijas. “Es el 
más complicado que he hecho, sobre todo a nivel psicológico, ya que tiene una enorme 
lucha interior”. 

Una novela especial. “Es mi favorita porque es el personaje que más me ha gustado interpretar y marcó el 
regresó a mi carrera”.

¿Quién mató a Patricia Soler?

Compañeros. Compartió créditos con Itatí Cantoral, Miguel de Miguel, Juan Pablo Franco, Geraldine Zivic,  Natalia Ramírez y Ricardo Vélez, entre otros muchos.

Internacional. Se emitió en países como Brasil, Estados Unidos, Puerto Rico, Honduras, Panamá Ecuador o República Dominicana. 

Chepe Fortuna

Dato. Las grabaciones tuvieron lugar en Colombia, durante 2010.

Galardonada. Gracias a su interpretación 
de Malvina ganó el Premio TVyNovelas en 
la categoría de Mejor Actriz Antagónica

La Tormenta

Año. 2005, Colombia.

Edelmira Carranza. 
Es una mujer atractiva 
y ambiciosa que guarda 
un terrible secreto: “Ama 
al hombre que crió como 
su hijo. Siempre decía de broma que cuando nació 
no lloró, sino que gruñó”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo