Raúl Amundaray

El inolvidable actor que sueña con encarnar al Conde de Montecristo tiene en Caracas una escuela de actuación.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Empecé desde abajo. Era huérfano de padre  desde los 3 años y con solo 11 comencé como repartidor de productos de farmacia. Mientras, cultivaba mi vocación artística, gracias a las monjitas de mi colegio que sembraron en mí esa pasión. Pronto llegué a Radio Venezuela, a un programa llamado Teatro Escuela del Aire, donde formaban a actores noveles. Y así arranqué en mi profesión, hasta llegar a lo que soy: un príncipe con corona de papel Pero aún tengo sueños, me gustaría encarnar personajes como el conde de Montecristo o Simón Bolívar”.

Así, con los pies en la tierra y derrochando humildad, recuerda sus inicios en el mundo artístico Raúl José Amundaray Castro, nacido el 18 de mayo de 1937, en Caracas, Venezuela.  

Su repercusión en la radio, sobre todo tras poner su voz a Rodolfo Valentino, le hizo dar el salto a la televisión en 1964 con Historia de tres hermanas y al año siguiente hizo El derecho de nacer, una de las telenovelas de gran éxito. El personaje de Albertico Limonta lo marcó para siempre, además de otorgarle fama, dinero y reconocimiento.

“Siempre había soñado con la popularidad y llegó, pero desbordó todo lo que yo imaginé. Una euforia así por una novela nunca se había vivido en mi país. Llenaba plazas de toros con gente que quería verme y  tenía clubes de admiradoras que, cuando me veían, querían desnudarme, besarme y agitaban su ropa interior. Incluso tenía guardaespaldas”.

Lee la biografía completa en la revista Telenovela.

Teatro


Raúl Amundaray ha interpretado infinidad de personajes, hasta ha al mismísimo conde Drácula, “un hombre malvado, pero lleno 
de amor y ternura, 
algo que es difícil 
de plasmar sobre 
un escenario. Me parece un galán y creo 
que nos parecemos”. 
Otra de sus obras 
más importantes 
de su trayectoria 
ha sido La rosa tatuada.

Omira Habibe. Contrajeron matrimonio en 1970 y tuvieron tres hijos: Raúl, Omira y Rodolfo. Su matrimonio acabó 23 años después. “Fue buen hijo, padre y esposo, pero cambió”, dijo ella. 

‘Cristal’

En España. La 1 la emitió en 1989.

¿Imprescindible? “Al principio entré como actor invitado, pero mi personaje cobró tanta fuerza que, cuando dije 
que no podía continuar, decidieron terminar la telenovela”.

Éxito. “El reconocimiento del público y las cartas en las que los admiradores te muestran su cariño son el verdadero premio. Sin embargo, también son de agradecer los galardones como el que me entregó TVE al Mejor Actor de Telenovela”.

‘¿Vieja, yo?’

Hecho a medida. “Me llamó Mónica Montañés 
y me dijo que me iba a escribir un personaje 
que me iba a encantar, un abuelo tremendo. 
Así nació don Pipo, un hombre bueno, simpático 
y que se mueve entre la comicidad y el drama.
Fue un regalo de Mónica y de Venevisión”.

‘La usurpadora’

Dato. La novela, producida 
por RCTV, se grabó en Venezuela en el año 1971.

El elenco. Compartió créditos con Marina Baura, a quien considera una mujer y una actriz excepcional. Les acompañaron Bárbara Teyde, María Teresa Acosta, Jorge Palacios, América Barrios 
y Agustín Martín, entre otros.

‘Emperatriz’

Año de producción. Las grabaciones tuvieron lugar 
en Venezuela, durante 1990.

Química. Volvió a hacer pareja una vez más con Marina Baura. Dada la buena aceptación de la novela, se pensó que continuarían haciendo tándem en más proyectos de 
Marte TV, pero fue la última vez.

Publicidad - Sigue leyendo debajo