'Café con aroma de mujer', avance del capítulo 15 de hoy miércoles: Siempre unidas

Qué está pasando en 'Café con aroma de mujer': Gaviota sale en defensa de su madre durante la boda de Lucrecia y se produce una batalla entre la familia Vallejo y la recolectora.

café con aroma de mujer
Productora

    En los capítulos anteriores de Café con aroma de mujer, la joven se presentó en Colombia con la intención de recuperar a Sebastián. En lo capítulo 15 de hoy miércoles en Café con aroma de mujer, el enlace entre Iván y Lucrecia se ve manchado por la inesperada aparición de Sebastián, acompañado de Gaviota. Por si esto fuera poco, también, se presentan, sin ser invitados Carlos Mario y Marcia, a pesar de que no habían sido invitados. Esto no gusta para nada a Iván, que piensa que su socio se está tomando demasiadas libertades para con él y no respeta sus órdenes, pues le pidió que no se apareciera por el lugar.

    Por otro lado, Sebastián nota que hay cierta tensión entre su amada e Iván. Cuando se quedan solos en su mesa, la recolectora aprovecha para contarle lo ocurrido con el contrato de compraventa que don Octavio le hizo firmar. «Su papá nos regaló esas tierras, pero Iván quería que pagáramos por ellas. Por suerte, su mamá intervino y nos salvó de semejante deuda», explica ella. El empresario le pide a su novia que si algo así vuelve a pasar, no dude en contárselo.

    Leónidas trata de consolar a Gaviota

    Entretanto, Lucía provoca, disimuladamente, que Carmenza, quien estaba trabajando de camarera en la boda, le tire una copa de vino a Lucrecia, manchando así todo su vestido. Esta pierde los nervios y comienza a maltratar a la mujer. Gaviota, que no puede quedarse callada ante semejante injusticia, monta un escándalo.

    Sebastián trata de calmarla, pero la chica no hace caso a sus palabras. Muy triste, se marcha del lugar junto con su madre. Tras dejar a doña Carmenza en casa, Gaviota se refugia en los cafetales y rompe a llorar. Allí se encuentra con Leónidas Salinas, un agrónomo de la región, que siempre la ha querido, profundamente.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo