Crítica de 'Mortal Engines': la película de Peter Jackson que ahora triunfa en Netflix

'Mortal Engines' tiene un diseño del mundo y unos efectos visuales magníficos, y la película producida por Peter Jackson arrasa en Netflix 4 años después de su estreno.

local caption  director christian riversestados unidos   nueva zelanda2018imagen promocional hera hilmar
Distribuidora

    A pesar de lo que el marketing de la película podría hacer creer, Peter Jackson no dirigió realmente Mortal Engines. El director de El Señor de los Anillos compró los derechos cinematográficos del material post-apocalíptico de Philip Reeve en 2009, pero más tarde dejó el proyecto en suspenso mientras realizaba la trilogía de El Hobbit. Finalmente, Jackson encargó la dirección de Mortal Engines a Christian Rivers, su artista de guiones gráficos de confianza y supervisor de efectos visuales ganador de un Oscar. Rivers nunca había dirigido un largometraje (sólo un par de cortometrajes)... y, lamento decirlo, aquí se nota. Mortal Engines tiene un diseño del mundo y unos efectos visuales magníficos, pero su narrativa poco inspirada y su desgarbada realización hacen que la experiencia de ver la película sea vacía.

    This content is imported from YouTube. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Mortal Engines tiene lugar en un lejano futuro postapocalíptico en el que un antiguo acontecimiento conocido como la Guerra de los Sesenta Minutos devastó la civilización humana y cambió la geografía de la propia Tierra. Desde entonces, gran parte de la humanidad ha formado ciudades móviles de tracción y recorre el planeta rebuscando cualquier recurso que pueda encontrar. Las mayores de estas ciudades (como Londres) se conocen como ciudades "depredadoras" y -de forma algo literal- se alimentan de las ciudades de tracción más pequeñas, de acuerdo con un principio conocido como "darwinismo municipal". Sin embargo, se les opone la Liga Anti-Tracción, una civilización que permanece estática y está protegida por un enorme muro de escudos.

    La trama de la película se pone en marcha cuando Thaddeus Valentine (Hugo Weaving), jefe del gremio de historiadores de Londres, está a punto de ser asesinado por una misteriosa mujer llamada Hester Shaw (Hera Hilmar), después de que ésta consiga abrirse paso a bordo de Londres. Hester se ve frustrada por Tom Natsworthy (Robert Sheehan) -un londinense de bajo nivel y aprendiz de historiador-, pero consigue evitar que la capturen, y sin quererlo hace que Tom sea expulsado de Londres al contarle la verdad sobre su oscura conexión con Valentine. Al no tener otra opción, Tom y Hester forman una alianza para sobrevivir en este peligroso mundo... mientras Valentine lleva a cabo sus planes secretos para desarrollar un arma que podría cambiar el destino del planeta.

    mortal engines
    Distribuidora

    'Mortal Engines': crítica de la película

    Aunque Jackson no dirigió Mortal Engines, escribió la película junto con Fran Walsh y Philippa Boyens, y se encargó de la dirección de la segunda unidad, además de actuar como productor. Mortal Engines intenta ofrecer a Tom y a Hester un viaje de héroes satisfactorio, al tiempo que hace malabarismos para construir el mundo y las subtramas de los personajes. Por desgracia, el resultado es que Mortal Engines rompe con frecuencia la regla cardinal de "mostrar, no contar" y acaba empantanándose en una exposición poco inspirada. La película también tiene la extraña costumbre de hacer que las cosas sean más confusas cuando intenta explicar lo que está sucediendo, o de no explicar los personajes, los acontecimientos y/o las localizaciones que podrían necesitar alguna aclaración. Mientras que algo como Mad Max: Fury Road sumerge al público en su entorno postapocalíptico y confía en que entienda cómo funciona a través de la observación, Mortal Engines sigue variando su enfoque de la construcción del mundo y da la sensación de ser más confusa por ello.

    Con tantas películas igualmente grandes, pero en general mejores, Mortal Engines está lejos de ser una visita obligada, incluso para aquellos que están intrigados por la idea de una epopeya de Peter Jackson hecha al estilo de una película de Mad Max.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Series TV