¿Tienes una familia hiperconectada?

Uno de cada tres padres y madres confiesa hacer un uso más intenso de los móviles que sus hijos

Una familia hiperconectada
Robert Daly

Conocer qué impacto tiene la tecnología en nuestras casas, en qué medida las pantallas nos unen o nos separan y qué riesgos nos preocupan más a los padres y madres… Son cuestiones que han sido analizadas en el estudio “Radiografía del impacto de las pantallas en los hogares españoles”, de Gad3 para empantallados.com en colaboración con Orange.

Uno de los datos más reveladores es que uno de cada tres padres entrevistados afirma hace un uso excesivo de la tecnología y no se reconoce como un buen modelo para sus hijos. Comparando cifras: un 61% de los padres ve la tele y a la vez usa otra pantalla; un hábito que también repiten los niños (un 44,8%). ¿Quién usa el móvil por la noche en la cama? Un 48,3% de los padres, frente a un 29,6% de los hijos. Según el estudio, el 60% de los progenitores quiere saber más sobre educación digital y gestión de pantallas.

Niños: protección en la Red

Control parental
Thomas Barwick

Las mayores preocupaciones con respecto al uso de la tecnología son el ciberacoso, acceso a contenidos inadecuados, la pérdida de tiempo y la sobreexposición de la imagen. Según el informe, el 40% tiene control parental; y el 74% da a sus hijos normas de uso de las pantallas en casa.

¿Cuál es la edad adecuada?

Los niños y la tecnología
SolStock

Las familias creen que la edad media adecuada para disponer de la primera tablet es a los 10 años; y también consideran los 13 años como un buen momento para que los niños tengan el primer teléfono móvil. Son datos de empantallados.com

Día de Internet Seguro

Miguel Bernardeau
Instagram

Unicef Comité Español presentó la campaña #2entuclase con el actor Miguel Bernardeau (foto). La iniciativa promueve entre los jóvenes un cambio de actitud y frenar el acoso y ciberacoso en las escuelas. Miguel lanza el mensaje: “Podemos acabar con el acoso en las redes. Podemos frenar los insultos. Podemos respetar. No calles, no seas cómplice. Tú puedes pararlo”.


Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud