¿Sabemos usar bien las mascarillas?

Las autoridades sanitarias advierten que el uso de esta protección facial es un complemento esencial, además de la distancia social y el lavado de manos. Sin embargo, si no se usa correctamente no servirá de nada. Sigue estos consejos al pie de la letra.

La Organización Mundial de la Salud publica un nuevo informe en el que señala que no hay evidencia científica de que llevar una mascarilla nos proteja del coronavirus aunque el Gobierno las hace obligatorias para viajar, por ejemplo, en transporte público. Cada vez son más las personas que adoptan esta medida cuando están en lugares públicos. Ante esta situación, la OMS insiste en la importancia de usar las mascarillas de manera correcta: lo primero es el lavado de manos; antes de colocarla, hay que comprobar que no está dañada; la mascarilla desechable debe cubrir completamente la nariz y la boca; y no deben quedar espacios libres entre la cara y la máscara. El tiempo de empleo es variable, aunque no se aconseja prolongar su uso más allá de las cuatro horas. Si se humedece por contacto con el aliento o por un estornudo, debemos tirarla a la basura y no reutilizarla.

uso de mascarilla y guantes durante la pandemia de coronavirus
Getty

¿Cómo quitarnos la mascarilla?

La OMS indica que hay retirarla desde detrás, agarrando las gomas elásticas y sin tocar la parte frontal.

¿Qué no hay que hacer?

Cuando la llevamos, y estamos en una posición de espera, no debemos colocarla sobre la frente ni por debajo de la barbilla. Al ser de un solo uso, debe ir al cubo de la basura y cerrar la bolsa para evitar posibles contagios. Después, hay que volver a lavarse bien las manos. En el caso de emplear unas mascarillas caseras hechas de tela de algodón, podemos lavarlas con agua entre 60 y 90º C de temperatura o con una solución de agua y lejía.

This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

Según criterios de la OMS, deben emplear esta protección las personas que presenten un síntoma respiratorio o aquellas que estén compartiendo espacio con una persona que tenga síntomas.

Las autoridades sanitarias europeas, que aconsejan que la mascarilla puede ser útil en asintomáticos, advierten que es una medida insuficiente para protegernos. Esencial: mantener el distanciamiento social entre uno y dos metros y la correcta higiene de manos.

Su demanda aumenta más de un 2.150%

el uso de mascarillas y guantes de protección ha crecido durante la crisis del coronavirus
Getty

Durante el mes de marzo, la demanda de mascarillas creció en España más de un 2.150%. En la etapa inicial del estado de alarma, decretado el 14 de ese mes, los precios ascendieron. En los cuatro primeros días≠ llegaron a subir un 700%. En cambio, si analizamos la totalidad del mes, vemos que los precios subieron una media de un 17,25%. Son datos de un informe reciente de consumo realizado por el comparador Idealo.es.

Ola de solidaridad, ¿y las caseras?

máquina de coser
Anna Bizon

Un producto estrella en la cuarentena ha sido la máquina de coser. Su demanda ha crecido un 366%. Muchos se han animado a confeccionar sus propias mascarillas caseras. Según Adrián Amorín, country manager de idealo.es, “el desabastecimiento ha demostrado la generosidad de muchos españoles que, para ayudar al personal sanitario y a las personas más vulnerables, se han lanzado a coser mascarillas en sus propias casas”.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Salud