Así fue la Misa de Pascua, la primera tras la polémica

Con la sonada ausencia de Don Juan Carlos y una estrecha relación entre las Reinas. Así fue la primera misa en familia tras el polémico enfrentamiento entre las Reinas del año pasado.

Este Domingo de Pascua la Familia Real acudía un año más a Palma de Mallorca con motivo de, la que se ha vuelto, su cita anual más controvertida. Aguantando la lluvia, decenas de personas se quedaron a las puertas de Catedral de Palma para aguardar a la llegada de la Familia Real. Los Reyes Felipe VI y Letizia acudían acompañados de sus hijas, las Infantas Leonor y Sofía y de Doña Sofía, la reina emérita, a su cita anual con la misa de Pascua de forma puntual al evento religioso que tendría lugar en el interior del templo.

infanta Sofía, princesa Leonor, reina Letizia, reina Sofía, rey Felipe, rey Juan Carlos, La reina Letizia y la reina Sofía, todo complicidad en la misa de Pascua, Complicidad entre Reinas en la Misa de Pascua, La reina Letizia y la reina Sofía dejan atrás su "encontronazo", Complicidad y gestos de cariño para dejar atrás el 'rifirrafe Real'
Gtres

Los miembros de la Familia Real salían del coche abrigados por la multitud y, algunos de ellos por paraguas. Mientras que Doña Sofía se encontraba abrigada por un paraguas que sujetaba uno de los empleados, la Reina Letizia, sonriente y con un look low cost, acudía sujetando su propio paraguas junto a su hija la Infanta Sofía a quien también tapaba. Por su parte, el Rey Felipe VI prescindía de ningún tipo de abrigo al igual que su hija la Infanta Leonor, ambos acudieron a saludar a la edil de las Islas Baleares bajo los gritos de 'Viva España' y 'Yo soy español' de algunas voces que se encontraban en la multitud.

Antes de entrara a la Catedral, la Familia Real hizo su tradicional posado en la puerta del templo en el que la Infanta Sofía se colocó sin problemas a la izquierda de su abuela dejando una estampa familiar habitual, la misma que no se pudo realizar a las puertas de la Catedral el año pasado cuando Doña Letizia impidió que su hija posara con su suegra.

Minutos más tarde, a la salida de la misa, el Rey Felipe VI salió en avanzadilla del templo para saludar a la prensa y a quienes se mantenían cerca de las verjas de la Catedral esperando para volver a verles, sin tiempo apenas a que el resto de las miembros de su familia pudieran seguirle. Una vez allí la estampa familiar volvió a repetirse sin problemas con comentarios de complicidad incluso entre las dos Reinas. Unos gestos con los que se intenta tapar el polémico encontronazo que hubo la pasada Pascua y que dejó al descubierto que la relación entre suegra y nuera sigue sin ser del todo buena.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo