Así fue el esperadísimo debut de la Princesa de Asturias en los premios que llevan su nombre

Esperaba mucho más del look de la Reina, hasta que en el Auditorio Príncipe Felipe vi el segundo estilismo. Un cambio radical.

La Familia Real llega a Oviedo para los premios Princesa de Asturias
Ana Ruiz HEARST

Contra todo pronóstico, no llovió. Oviedo se preparó para darle la bienvenida a la Princesa con un sol de primavera repentino. La capital del Principado acogió el día 17 a Leonor con los brazos abiertos y con “¡Viva la Princesa de Asturias!” Fue su esperadísimo debut en los premios que llevan su nombre. Junto a ella, iban sus padres los Reyes y su hermana Sofía.

Cerca de la prensa, en la Plaza del Alfonso XII el Casto, los vecinos de la ciudad esperaban impacientes y con muchos nervios. Máxima expectación y máxima seguridad. Llegaron en dos coches. La Reina se adelantó con su hija Leonor a saludar por la zona derecha de la entrada, mientras que el Rey se dirigió a la zona izquierda. Hicieron tres posados. Esperaba mucho más del look de la Reina, hasta que en el Auditorio Palacio de Congresos Príncipe Felipe vi el segundo estilismo. Un cambio radical.

La reina Letizia y sus hijas Leonor y Sofía a su llegada a Oviedo
Ana Ruiz HEARST

Empiezo por el primero, que me impactó porque me pareció improvisado. Se trata de un vestido camisero que estrenó en diciembre de 2018. En gris marengo con un leve príncipe de gales, el diseño pasó por un arreglo y lo volvió a llevar en su viaje a Marruecos: ahora es más corto que el original, con una cinturilla elaborada con la misma franela. Además, la falda ganó mucho más volumen. Cuando lo vi me llamó la atención. ¿Por qué éste y no otro vestido para una ocasión tan especial como la bienvenida en la víspera de los Premios Princesa de Asturias?

Estaba claro que la protagonista absoluta de la tarde era Leonor. De ahí, el look discreto y prudente para que nada desviara el foco de la Princesa. Poco antes de que los Monarcas y sus hijas salieran de la catedral, tuve la oportunidad de hablar con la directora del Colegio Gesta de Oviedo, el centro donde doña Letizia estudió. Elisa Fernández Rivas, muy contenta, estaba junto a un enorme grupo de niños y niñas, que no podía contener la emoción. “Es un honor compartir con la Princesa este momento; traer hoy al alumnado del colegio donde su madre estudió es un honor”, me contó.

Los Reyes Felipe y Letizia en el concierto de Oviedo
Ana Ruiz HEARST

Dos horas después, llegué al segundo escenario: el Auditorio Príncipe Felipe. La Reina apareció con un estilismo sofisticado, refinado y con un toque glamouroso. Las plumas de su top le daban ese aire tan cinematográfico y tan buscado. Para deslumbrar, llevaba también un toque mágico de makeup efecto brillo en espalda y hombros tan favorecedor por la noche. El top, en rosa empolvado (este rosa es el nuevo básico de su vestidor), iba combinado con una cinta negra que hacía las veces de cinturón.

Los Reyes Felipe y Letizia en el concierto de Oviedo
Ana Ruiz HEARST

El moño, ideal, acabado con una trenza en la nuca. Era el mismo peinado que llevó por la tarde a la catedral. Me gustó mucho más este moño que el que el que lució en el desfile del 12 de octubre. Mañana 18 es el día más esperado. Leonor, que se ha preparado para este momento, dará su primer discurso. Será la gran protagonista en el Teatro Campoamor. Veremos el look de estreno mejor guardado de doña Letizia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo