La Reina: rosa y flores para brillar en otoño

Las claves de cómo crear un look otoñal con un vestido de aire muy primaveral

Las reinas Letizia y Sofía llegaron al Pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid, sede del Rastrillo solidario Nuevo Futuro, pasadas las 10:00 de la mañana del día 19, unos minutos más tarde de lo previsto. Estaban muy sonrientes. Los compañeros de prensa mirábamos el reloj a cada rato porque doña Letizia tenía un acto programado en la agenda oficial a las 11:30 en el Museo del Prado: la inauguración de la exposición “Solo la voluntad me sobra. Dibujos de Goya”. El tiempo apremiaba…

Letizia y Sofía en El Rastrillo
Gtres

Por cierto, tiempo gélido la Casa de Campo (4 grados). La Reina desafió el frío otoñal con un alegre vestido floral en color rosa, con sus pétalos naranjas y burdeos. El diseño, un Hugo Boss de corte midi con falda pañuelo, iba ceñido a la cintura con una cinta naranja y una hebilla en forma de círculo. Lo combinó con una chaqueta de cuero de color avellana y salones de Magrit del mismo tono. Una vez más vi que prescindió de medias (hace mucho que no las lleva), pero con este frío invernal madrileño me sigue llamando la atención.

Letizia en El Rastrillo
Gtres

Resumo: la Reina nos da pistas (y claves) de cómo convertir un vestido muy primaveral en un look otoñal para un evento de día. Esto de optimizar recursos del vestidor me parece una idea eco, eficaz y resultona.

Recibieron a las dos Reinas Pina Sánchez Errazúriz, presidenta del Rastrillo; Miriam Poole, directora; y Marta Herreros, vicepresidenta. El 19 de noviembre era un día señalado en el Rastrillo Nuevo Futuro por ser la primera vez que la esposa de Felipe VI lo visitaba como Reina, ya que la última vez que asistió, hace seis años, lo hizo como princesa.

Letizia y Sofía en El Rastrillo
Gtres

Recorrimos el mercadillo con las Reinas, que se mostraron muy cercanas y contentas. El primer puesto en el que se pararon fue Comala (foto superior). Doña Sofía y su nuera se interesaron por la ropa, sobre todo doña Letizia, que compró un vestido verde de punto, de corte imperio. Otro punto de shopping fue el puesto El Revoltijo, con ropa, bisutería y decoración navideña. La mujer de Felipe VI adquirió allí adornos Navidad con bolitas y luces por valor de 40 euros.

Después, se encontraron con Simoneta Gómez Acebo, con quien estuvieron hablando largo rato. Pararon también en los puestos de Rusia y de Vía María, de Paloma Méndez, con ropa de hogar y mantelería. Otras compras navideñas de las Reinas fueros dos Belenes (uno para cada una); y un broche de mariposas marrón, verde y gris, que adquirió doña Sofía.

U443476
Chema Clares

Especialmente cariñosas estuvieron las Monarcas con las monjas Carmelitas Samaritanas del Corazón de Jesús, de Valladolid, que vendían lotería de Navidad. Las monjas les regalaron un calendario y comentaron que doña Letizia se interesó por las velas aromáticas.

En el espacio Los Famosos, donde se firman libros, la reina emérita compró "El encuentro" de Paloma Vizcarro, cuyos beneficios se destinan a la Fundación Infancia. Ambas Reinas se llevaron ejemplares de “Esos días azules”, de Nieves Herrero, quien nos contó que las dos Monarcas habían estado “muy cariñosas”. Nieves comentó que era importante la visita de doña Letizia y doña Sofía porque el mundo editorial es complicado: “Es más difícil vender libros que tomarse un bocadillo de jamón, así les he dicho a las Reinas”.


Publicidad - Sigue leyendo debajo