La Casa Real sueca denuncia un intento de suplantación a Carlos Felipe

La insitución ha alertado de la existencia de una página web fraudulenta que solicita donaciones en nombre del príncipe.

Carlos Felipe de Suecia
Gtres

Cualquier usuario es un probable objetivo de estas redes que buscan suplantar identidades, ser acosados o ser defraudados económicamente. Para ello, las autoridades revelan cada día nuevas estrategias para defenderse de estos delincuentes aunque no siempre son efectivas, y la Casa Real de Suecia lo ha podido comprobar en su propia piel en los últimos días. La institución ha enviado un comunicado anunciando que uno de sus miembros ha sido objetivo de un intento de suplantación de identidad en la red.

Se trata del príncipe Carlos Felipe de Inglaterra, a quien le han querido suplantar la identidad con fines lucrativos, tal y como han denunciado a través de la web oficial de la Casa Real: "Ha llegado al conocimiento de la corte que existe un site web falso que dice representar a Su Alteza Real el príncipe Carlos Felipe, con una fundación que opera en su nombre", aseguran en un comunicado que han hecho público en su web para alertar a todos de la situación y evitar que caigan en la red de estos hackers que tienen un fin muy claro: obtener dinero de quienes crean el engaño.

Carlos Felipe de Suecia en el Día Nacional de Suecia
Gtres

"Esta página web envía invitaciones para supuestos eventos y pide a los destinatarios que donen dinero a una fundación a nombre de Carlos Felipe. Todas las comunicaciones se remiten en inglés. La Casa Real quiere advertir al remitente y dejar claro que esto es falso y que no representa ni al Príncipe ni a la fundación", explica la Casa Real en el comunicado oficial donde anuncian que ya han acudido a la Policía a denunciar el site fraudulento.

Cabe destacar que los príncipes de Suecia siempre han estado muy concienciados con la "cara oscura" de la red, sobre todo, en temas de acoso y ciberbulling, publicando incluso un manual de Internet para padres. Con este motivo han llegado a hacer varias campañas en las que el príncipe destacó que: "La Red tiene dos caras, la luminosa y la oscura. Nosotros mismos nos hemos expuesto online, lo que se ha convertido en una fuerza impulsora para ayudar a otras personas vulnerables. Y por eso precisamente decidimos trabajar con ello en nuestra fundación".

No obstante, no es el primer miembro de la realeza que ha sido objeto de este tipo de hackers. Alberto de Mónaco también fue víctima de usurpación de identidad en 2018 cuando unos hackers usaron su imagen para extorsionar a varias personas residentes en el Principado; algo que también sufrió Alexia de Holanda a quien le robaron imágenes de su vida privada con su familia que fueron difundidas en diferentes perfiles sociales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo