Terelu Campos confiesa haber sido víctima de acoso durante tres años

La presentadora recibía llamadas y mensajes amenazadores con demasiados detalles sobre sus rutinas y su vida privada.

Terelu en Viva la vida
Telecinco

Terelu Campos ha confesado uno de los secretos que ha mantenido hasta ahora en el plató de 'Viva la vida'. La presentadora ha comentado la reacción de Irene Rosales ante el acoso de un seguidor que le envió un email amenazante contestando que son cosas que hay que parar. Y hablaba con conocimiento de causa ya que, según ha confesado, ella misma ha sido víctima de un acoso constante a través de su teléfono móvil. "Me enviaban mensajes escritos a través de dos cabinas ubicadas en distintos puntos de Madrid", ha asegurado.

La presentadora, que había permanecido en silencio sobre esta historia hasta ahora, no ha dudado en contar todos los detalles de la pesadilla que vivió durante tres años ya que eran mensajes amenazantes. No obstante, Terelu sí que lo puso en conocimiento de quien debía saberlo: la Policía, a quienes ha agradecido el trabajo que hicieron para poder dar con el culpable de aquel acoso. "Les tengo que agradecer muchísimo porque hicieron todo lo posible", declaraba la presentadora que confesaba que "no llegaron a coger a esa persona".

Terelu y Emma García en Viva la vida
Telecinco

A pesar de haber pasado mucho tiempo desde que ocurrieran los mensajes, Terelu confesaba que seguía sintiendo miedo al contarlo por "pavor" a que fuera a ocurrir de nuevo. "Esta persona me escribía, y me amenazó con que me iba a violar", contaba la presentadora ante la sorpresa de todos sus compañeros que se estremecían ante las declaraciones de la periodista, "me dijo que iría a la cárcel pero que le merecería la pena".

Aunque intentó mantener a su familia al margen y no contarle lo que estaba ocurriendo, no pudo ocultárselo a su madre quien sí conocía lo que la ocurría. "Un día [esta persona] me habló de mi hija y me dijo que no me había ocurrido nada porque iba con ella", recordaba Terelu al borde del llanto por el miedo que la sigue infundiendo este amenazador. Y es que tenía muchos detalles de su vida como sus rutinas o incluso que se había mudado de casa cuando apenas nadie tenía su nueva dirección. "La Policía siempre creyó que era alguien de mi entorno", aseguraba añadiendo que el acoso paró cuando ella se armó de valor y le cogió el teléfono para decirle que "te sorprendería saber que sé quién eres".

La amenaza surtió efecto aunque la propia Terelu confiesa que durante estos cuatro años que hace que su pesadilla terminó, ha estado pensando quién podría ser la persona que estuviera detrás de estos mensajes y "no tengo ni la menor idea" ya que "podría ser cualquiera".

Publicidad - Sigue leyendo debajo