EXCLUSIVA Isabel Pantoja pasa la cuarentena rezando y haciendo mascarillas en Cantora

La artista se refugia en su fe para sobrellevar el confinamiento, y ayuda a quien lo necesita confeccionando mascarillas. También ve tele y, como a muchos, le cuesta dormir. Pronto reaparecerá en el informativo de Pedro Piqueras, en Telecinco.

isabel pantoja
Agencias
  • Isabel Pantoja está pasando la cuarentena en Cantora junto a su madre.
  • Hace videoconferencias con su dos hijos y sus nietos.

    Seguro que Isabel Pantoja nunca habría imaginado que su paso por prisión le ayudaría en una situación tan difícil como la que vivimos. Y no sólo porque la artista ya ha pasado por una situación de aislamiento obligado que, sin duda, la ha hecho más fuerte, sino porque ahora, más que nunca, el taller de costura que siguió en el centro penitenciario y en el que aprendió a coser le permiten sentirse útil y menos nerviosa. Cuando cae la tarde y quedan pocas obligaciones familiares, Isabel saca su máquina de coser y se pone, pespunte a pespunte, a confeccionar mascarillas.

    Aprovecha las tardes para ponerse con la máquina de coser

    Pasa los días junto a su madre y aunque tiene mucha fe, vive la cuarentena con preocupación, deseando que llegue el momento de conectar por videollamada con sus nietos. Es de sus pocas alegrías en lo que está siendo un encierro forzoso que le angustia especialmente. Ver a sus cuatro peques y charlar un rato con ellos le aporta energía para seguir adelante.

    Los echa mucho de menos, igual que a sus dos hijos, Kiko e Isa. La artista es aprensiva y no lo está pasando nada bien, según quienes la conocen, pero quien realmente le preocupa es su progenitora. Doña Ana lleva años delicada y la propia Isabel ha confesado que ella “lo llena todo” en su vida; luego están sus hijos y su nietos.

    isabel pantoja
    telecinco

    No le asusta la soledad

    A la mañana siguiente del concierto que ofreció el pasado 6 de marzo en el Wizink Center de Madrid, cuando el Gobierno aún no había decretado el estado de alerta por el coronavirus, voló a Jerez y se confinó con su madre en Cantora, la finca de Medina Sidonia, en Cádiz, que heredó de su marido, Francisco Rivera, “Paquirri”. Cuando una semana después, la situación se complicó, su angustia fue en aumento. Desde entonces, vive con su hermano Agustín y Doña Ana, además de dos personas que les ayudan en casa. Eso sí, cada uno en su habitación. Sólo se ven en algunas de las comidas.

    Según hemos podido saber, no le preocupa el aislamiento en sí. Isabel es una persona muy acostumbrada a quedarse en casa durante días; ha sido en los últimos tiempos una opción personal.

    Tras su salida del Centro Penitenciario para Mujeres de Alcalá de Guadaira, en Sevilla, Pantoja pasó muchos meses sin pisar la calle. Sus propios hijos le aconsejaron que tomara contacto con el exterior, salir más, relacionarse… Poco a poco fue cambiando su plan de vida y comenzaron las primeras salidas: a la modista, a tomar algo, alguna cita en centros de belleza… Tampoco sufre un confinamiento duro. La fortuna de vivir en el campo le permite disfrutar del sol y del aire puro del sur, en su querida Cantora.

    Confecciona unas cinco al día y las dona a personas de su zona

    Preocupada por todos y tras haber estado expuesta todo el mes de febrero y la primera semana de marzo, como todos los españoles, ha estado en contacto con su otorrino particular, al que suele consultarle por cuestiones de salud en general, incluso ha ido a visitarla a la finca.

    ana rivera, ana rivera cumpleaños, irene rosales, isabel pantoja, kiko rivera, celebración
    GTRES

    Lo mejor llegó cuando la cantante logró un buen corte de tela homologada y no lo dudó ni un instante: confeccionaría mascarillas para quien lo necesitase. Quería aportar su granito de arena. No lo está pasando nada bien, lejos de sus seres queridos, y de nuevo con la sensación de no poder salir libremente. Ahora, la cuestión es la salud, evitar los contagios, y ha confesado a su gente que siente miedo, tristeza y respeto por todas las familias que sufren y las numerosas muertes.

    Una labor solidaria

    Por eso, ha rescatado su máquina de coser y se pone, tranquila y poco a poco, a confeccionar esas mascarillas tan necesarias. Hace unas cinco al día y las dona a personas de su zona que lo necesitan. Es el lado más solidario de la artista, que lucha contra los días “depres” y de bajón. Lo que más le cuesta es dormir. Ve televisión hasta tarde y se levanta también muy tarde. Coser mascarillas le ayuda a pasar el tiempo, pero, sobre todo, da un poco más de sentido a este encierro, en el que también reza mucho.

    Pero muy pronto la veremos de nuevo. Así, tiene previsto reaparecer para charlar en directo con Pedro Piqueras en la edición de noche del informativo de Telecinco, cadena en la que tiene pendiente de estreno el talent infantil 'Idol Kids', junto a Edurne y Carlos Jean.

    Aprendió a coser en la cárcel

    isabel pantoja a la salida de la cárcel con su hermano agustín
    Agencias

    De su paso por el Centro Penitenciario para Mujeres de Alcalá de Guadaira, en Sevilla, Isabel salió aprendiendo a coser muy bien. La artista participó en un taller de costura y a la salida de sus permisos, a los que iba a recogerla su inseparable hermano Agustín, lucía alguno de los modelos que ella o sus compañeras de encierro habían confeccionado.

    Videollamadas diarias

    kiko rivera y chabelita
    Agencias

    Sus hijos son su vida e Isabel tiene videollamadas diarias con Kiko e Isa, quienes le cuentan y enseñan cómo están sus nietos. Y se comunica por Instagram con su sobrina Anabel.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada