Rocío Carrasco habla de cómo llegaron Gloria Camila y José Fernando

La hija de Rocío Jurado ha explicado cómo fue la llegada de sus hermanastros a España y la relación que tenían con su marido.

fidel albiac en madrid con mascarilla y saludando

    En 1999 la vida de José Ortega Cano y Rocío Jurado cambió para siempre. De repente se convirtieron en padres de dos hermanos, Gloria Camila y José Fernando de 3 y 6 años cada uno. "Mi madre su sentimiento de maternidad ya lo tenía cubierto pero por lo que sentía por José y todo lo que le quería, quiso hacer posible ese sueño", ha asegurado Rocío Carrasco en el quinto capítulo de 'En el nombre de Rocío', donde pone el matrimonio entre su madre y el torero en el punto de mira, así como la llegada de sus hermanastros. Una pareja de niños que enamoró no solo al matrimonio, sino también a Rocío Carrasco y Fidel Albiac. "Fidel estaba como loco con ellos. Eran niños muy inteligentes y eso a él le motivaba mucho", ha asegurado en esta nueva entrega del documental que tiene a José Ortega Cano en vilo durante la crisis de su matrimonio con Ana María Aldón.

    gloria camila y josé ortega cano
    Gtres

    Con una sonrisa en los labios, la hija de Rocío Jurado ha recordado que ella veía a los pequeños más como sus hijos que como sus hermanos debido a la diferencia de edad y al punto en el que se encontraba: "A mí se me caía la baba con ellos dos. Además, de pequeños eran bellos, siguen siendo bellos pero cuando tú ves a dos niños tan enanos con esa alegría con la que llegaron... Todo eso para ellos era nuevo...". Y es que, Rocío ha recordado que ambos tenían una vida difícil en Colombia por lo que les costó tiempo adaptarse a España.

    Mucho se ha hablado en los últimos años sobre la relación de Fidel con los hermanastros de Rocío, asegurando que era uno de los motivos del distanciamiento, sin embargo, Carrasco ha destacado que su marido se desvivía no solo por sus hermanos sino también por sus hijos: "Estaba loco con los cuatro. Tengo recuerdos maravillosos de José Fernando haciendo trastadas con su cuñado y regañinas porque no se les podía permitir todo. Recuerdos de él jugando con Rocío, con Gloria… Eran niños inteligentes y a él le motivaba mucho", ha asegurado.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Rocío Carrasco