Dani Martín sufre un robo en pleno concierto y estalla

El cantante se encontraba en Murcia para ofrecer un concierto pero sufría un contratiempo.

dani martín
Gtres

      Dani Martín ha tenido un disgusto en su último concierto. El cantante, que se encuentra de gira con su álbum ‘Qué caro es el tiempo’, actuó hace unos días en la plaza de toros de Murcia. Todo iba bien pero la noche se complicó para el cantante. Antes de empezar, el intérprete dejaba su guitarra en el camerino para que minutos más tarde, el instrumento desapareciera. Ha debido ser un fastidio para el cantante, ya que es su fiel compañera en cada concierto. Pese al contratiempo, Dani Martín no canceló la actuación pero sí que quiso hacer público lo que le había pasado dejando un mensaje al ladrón.

      "Mando un abrazo enorme porque supongo que tendrá tanta putrefacción dentro que lo que necesita será un abrazo enorme, así que mandémosle un aplauso. Espero que la venda y use el dinero para comer", decía Dani visiblemente enfadado. En ese momento paró la música y aunque dijo que no le daba importancia a lo material, lo cierto es que le dolía que alguien pudiera tener esas ganas de importunar. Aunque el disgusto era notable, el madrileño no quiso que justos pagaran por pecadores y les dio a sus fans lo que se merecía: "Nadie le iba a robar la alegría y menos por algo material". Entonces, todos los asistentes le respondieron con un sonoro aplauso y él se sintió un calor que nunca olvidará.

      This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

      Aún no se conoce más sobre el robo y si el artista ha puesto el asunto en manos de la policía. Él tampoco ha querido volver a mencionar el tema por sus redes sociales. El cantante estaba pletórico tras colgar el cartel de 'no hay entradas' en la plaza de toros de Murcia, pero lo que no sabía es que uno de sus seguidores o el personal que se encontraba trabajando para ese concierto cometiese ese acto vandálico que como el bien explica, no es el dinero que cueste el instrumento, es el cariño que se le tiene y el dolor que provocas.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de En portada