Embarazo ectópico: qué es y cómo detectarlo

El embarazo ectópico puede ser muy peligroso si no se trata con urgencia. No es muy habitual, pero es importante conocer sus síntomas para estar alerta. Te explicamos qué es y cómo detectarlo.

mujer con embarazo ectópico
Getty Images

    Un embarazo ectópico se produce cuando el ovocito fertilizado se implanta fuera de la cavidad endometrial. Puede ser muy peligroso y requiere atención médica urgente. Un embarazo empieza cuando el óvulo es fecundado por un espermatozoide. Cuando esto pasa, generalmente el óvulo fecundado viaja de las trompas de Falopio al útero, donde se implanta o anida para comenzar el desarrollo del embarazo. Sin embargo, puede ocurrir que el óvulo fecundado anide fuera del útero, generalmente en las trompas de Falopio, y esto se conoce como embarazo ectópico.

    Aunque la localización más habitual de los embarazos ectópicos son las trompas de Falopio (en este caso se denomina también embarazo tubárico), también puede producirse en otras localizaciones como son el ovario, el cérvix y el abdomen. Tal y como nos explica la Dra. Leticia Maya, especialista de ginecología y obstetricia de Vithas Las Palmas, “el 95% de este tipo de embarazos tienen lugar en las trompas y el otro 5% restante lo suele hacer a nivel del ovario, en el cuello del útero o en la cavidad abdominal”. Ninguna de estas zonas tiene espacio como para que se pueda desarrollar un embarazo, por eso, los embarazos ectópicos no pueden continuar.

    La Dra. Maya asegura que “los embarazos extrauterinos o ectópicos representan el 2% de todas las gestaciones y su incidencia ha aumentado en los últimos años como consecuencia del incremento de infecciones de transmisión sexual, el uso de técnicas de reproducción asistida, así como el empleo de métodos anticonceptivos - como ligadura de trompas o el DIU en un contexto de fracaso del método, es decir, cuando a pesar de llevarlo la mujer queda embarazada”. Sin embargo, resulta tranquilizador saber que, a pesar de ese incremento, la mortalidad materna ha disminuido debido a su detección temprana.

    Síntomas del embarazo ectópico

    foto de embarazo ectópico
    Getty Images

    Los primeros síntomas del embarazo ectópico son muy similares a los de un embarazo normal: náuseas, vómitos, sensibilidad en los senos, cansancio… De hecho el test de embarazo dará positivo. A medida que el óvulo fecundado va creciendo en el lugar que no debe van apareciendo otros síntomas que sí pueden alertar de que algo ocurre, como un dolor pélvico fuerte o sangrado vaginal. Un fuerte dolor en el hombro también puede producirse si la sangre se filtra por la trompa de Falopio.

    “El embarazo ectópico suele presentarse habitualmente con retrasos menstruales o al realizar una prueba de embarazo positiva y con dolor abdominal muy intenso. Además, en algunos casos donde se presenta este tipo de embarazos, algunas mujeres pueden presentar manchado vaginal o sangrado escaso. Por eso, cuando una mujer tiene un retraso menstrual de 5-6 semanas (amenorrea), con una determinación positiva de Beta-hCG por encima de 1.500, junto con una ecografía transvaginal, que no evidencia embarazo intrauterino, es recomendable realizar controles para confirmar o descartar una gestación extrauterina”, explica la Dra. Maya.

    Si el embarazo ectópico se sigue desarrollando, el mayor riesgo, tal y como explican los expertos de la Clínica Mayo, es que se rompa la trompa de Falopio, provocando una fuerte hemorragia interna que puede ocasionar pérdida de conocimiento y ser potencialmente mortal. Por todo esto, ante un embarazo ectópico se requiere atención médica urgente.

    ¿Cuáles son los factores de riesgo para que se produzca un embarazo ectópico?

    Hay varios factores de riesgo que pueden favorecer un embarazo ectópico: antecedente de embarazo ectópico previo, patología y cirugía tubáricas, Inflamación o infección, tratamientos de fertilidad, gestación con DIU o con anticonceptivos con progestágenos exclusivamente y tabaquismo, entre otros.

    Tratamiento

    “Ante un embarazo ectópico, los obstetras podemos instaurar un tratamiento médico, con un medicamento que se llama metotrexato, o en ocasiones recurrir a la cirugía” concluye la especialista de ginecología y obstetricia de Vithas Las Palmas.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo