Aprende a protegerte del sol estando en casa

Durante el confinamiento, te has visto obligad@ a tomar el sol desde tu ventana o balcón pero recuerda que aun así, puedes quemarte. Nuestra coach de belleza, Cuca Mique,l te cuenta por qué y cómo puede evitarlo.

mujer tomando sol en el salón de su casa sentada en sofá
Getty Images
  • No tomes el sol en casa sin tomar precauciones.
  • Aunque esté nublado, no olvides que los rayos del sol pueden dañar tu piel.

    Estás en casa y apenas te ha dado el sol porque no has salido a la calle, pero has podido advertir que tu piel está más manchada que cuando empezaste el confinamiento. Por eso, en este post os hablaré de la importancia de protegerse del sol aún estando en casa y para ello primero me centraré en los rayos UVA y UVB, y los efectos de ambos en nuestra piel.

    El sol es necesario para la absorción la vitamina D y ya sabemos que con solo 20 minutos al día, 3 veces por semana estamos cubiertos. Todo aquello que exceda de ese tiempo puede tener efectos perjudiciales para nuestra epidermis y causar daños permanentes en el ADN de las células de la piel, provocando envejecimiento, flacidez, arrugas e, incluso, cáncer de piel.

    Las ondas de la radiación UVB son captadas por la capa de ozono pero al debilitarse en los últimos años ha incrementado el número de rayos UVB que llegan a la Tierra. Esos rayos broncean tu piel, ya que activan los melanocitos que se encuentran en la unión dermoepidérmica y producen la melanina que transfieren a los queratinocitos, que son las células epidérmicas por las que te pones morena. Si absorben mucha radiación UVB, la piel se quema e inflama y debilita el sistema regenerador causando lesiones que van desde quemaduras, manchas y por último, cáncer de piel.

    La radiación UVA provoca daños en las capas más profundas, estos rayos no queman la piel pero dañan las capas inferiores de la piel y PRK eso hace que la piel pierda tono y aparece la flacidez o las arrugas del fotoenvejecimiento y, por supuesto, esos rayos también contribuyen al cáncer de piel. Ahora bien, te preguntas si estando en casa corres peligro y la respuesta es sí.

    Los cristales de la ventana absorben solo una parte de los rayos UVB, que son los que queman, y además reducen en menor medida los UVA, que son los que más afectan al envejecimiento. Los dermatólogos aconsejan alejarse de las ventanas y no estar más de cinco o diez minutos tomando el sol a través de la ventana sin protector solar.

    This content is imported from {embed-name}. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Ordenadores y teléfonos móviles

    mujer mirando la pantalla de su ordenador
    Getty Images

    ¿Qué ocurre con las pantallas de los ordenadores y los móviles? Si tu ordenador tiene pantalla LCD o LED, no emite rayos UVA. Si es un poco mas antiguo sí emite una pequeña dosis, por lo que te recomiendo el uso de protector solar si vas a estar unas seis horas delante del ordenador.

    Aunque estés en casa debes temer los efectos dañinos del sol, así que no bajes la guardia y usa tu protector solar si te gusta mirar por la ventana y mucho más si disfrutas de una terraza a la que sales para sobrellevar esta situación. Y recuerda que, aunque el día esté nublado, no te confíes pues los rayos UVA atraviesan las nubes.

    cuca miquel, coach de belleza
    Cuca Miquel, coach de belleza
    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Belleza