Los pies, a salvo también en verano

Cómo tratarlos y evitar los males que les afectan con el calor, la playa, las duchas públicas... y otros enemigos del verano.

low section of woman with feet up at beach against sky
Getty Images

    Los pies son una de las partes del cuerpo que más se exponen en verano y debes cuidarlos para gozar de buena salud, por eso te doy los consejos para mimarlos en mi consultorio de belleza. Están sometidos a condiciones estresantes como el calor extremo de la arena de la playa o las duchas de las piscinas públicas que pueden ser una fuente de contagio del papiloma o verrugas plantares. Y por si eso fuera poco, en verano se llevan sandalias y los pies están al descubierto.

    Para tener unos pies sanos hay que mantener a raya los hongos y las verrugas. En el caso de los hongos son transmisibles en zonas húmedas, y las verrugas son transmisibles por contacto con zonas infectadas. Por eso, debes ducharte siempre con zapatillas de goma si estas en en piscinas públicas o gimnasios. Con un diagnóstico corporal puedes ver cuáles son tus necesidades de belleza.

    Si vas de vacaciones a hoteles o apartamentos y se comparten espacios con mucha gente, compra árbol de té y un día a la semana sumerge los pies en agua caliente con unas gotas de este producto. Así evitarás infecciones o puedes acudir a un centro de estética de tu zona y que te hagan una pedicura con inmersión con algún producto antifúngico.

    Cada día debes lavarte los pies con agua y jabón pero es muy importante secarse bien entre los dedos, además si te lavas los pies evitarás que te piquen los mosquitos. Y debes cortarte las uñas con cuidado y evitando que se queden picos que puedan encarnarse en la piel.

    woman having salt scrub on feet
    Getty Images

    Para tener los pies finos, sin durezas y suaves, además de lavarlos a diario, debes exfoliarlos cada semana. Para ello, si estás en la playa es fácil porque solo con caminar descalza en la arena estarás exfoliando la piel y si no estás en la playa, exfolia con algún producto específico para pies, masajea de forma suave, incidiendo en talones para evitar que se agriete la piel y en la base de la planta para que no te salgan durezas ya que usar sandalias planas favorecen la formación de callosidades, después aclara con agua y seca con cuidado.

    Después de exfoliar y aclarar bien los pies, debes hidratarlos. Si te sudan los pies y no te apetece poner crema puedes comprar antitranspirantes en la farmacia para evitar esa sudoración y no uses crema en la planta y solo debes usarla en el talón por fuera. No te olvides de usar crema solar en el pie porque se quema con el sol.

    Debes mimar tus pies ya que en verano sufren condiciones extremas de calor, calzado no adecuado y zonas de baño públicas por lo que debes tratarlos con amor y no te olvides de exfoliar, hidratar, usar el calzado correcto y protegerlos del sol.

    la coach experta en belleza, cuca miquel, posa en el despacho de su centro de estética

    Cuca Miquel, coach de belleza

    Publicidad - Sigue leyendo debajo