La película de La 1: 'Rosamunde Pilcher: Suerte heredada' o padres por sorpresa

Domingo 7 de julio, a las 19.00, en La 1 - Nelly y Leo son los padrinos de la pequeña Jamie, pero no se soportan. Cuando los padres sufren un accidente tienen que hacerse cargo del bebé y convivir bajo el mismo techo.

image

La película de La 1 para última hora de la tarde es la reposición de Suerte heredada, de la filial británica de ZDF Rosamunde Pilcher. Está dirigida por uno de los directores fetiches de la serie, Stefan Bartmann, que se ha encargado ya de 19 episodios desde 1999, y que domina a la perfección los cánones de la Pilcher: ese hermoso rincón del sur de Inglaterra (que no falten las imágenes de los acantilados), donde los personajes regresan después de años, donde pervive una forma de vida tradicional siempre preferible a la modernidad venida de fuera... el lugar perfecto para encontrar el amor y quedarse a vivir. Os recuerdo la sinopsis.

Nelly (Maxi Warwel) está tomando el sol en la playa. Leo (Florian Odendahl) toma fotos con un dron a los surfistas, pero se distrae y también toma fotos de ella, lo que enfada a Nelly. La joven está allí porque va a ser la madrina en la boda de su hermana Eve, que está embarazada. Pero cuál no será su sorpresa al conocer al padrino de la boda: el insolente Leo.

La desgracia les obliga a convivir bajo el mismo techo

Meses después, Eve y su esposo sufren un accidente de coche. Él muere y ella queda en coma. Milagrosamente el bebé queda ileso. Como Nelly y Leo son los padrinos, deben encargarse de él. La funcionaria encargada del caso les aconseja mudarse a la casa familiar, para que Jamie no cambie de ambiente. De modo que, muy a su pesar, los dos aceptan vivir bajo el mismo techo.

Este drama puede suponer un verdadero obstáculo para Nelly,que se está preparando para los Juegos Olímpicos, con un nuevo y exigente entrenador de esgrima, Cameron (Roman Knizka). Para complicar aún más su vida, Cameron se ha enamorado de ella.

El roce hace el cariño

Nelly ha ido aceptando a Leo, ese encantador joven libre y bohemio que quiere ir con ella al World Tour de Surf. De modo que Nelly vive en una encrucijada. Por un lado el atractivo millonario Cameron le ofrece una vida acomodada y segura; por otro lado, el apasionado Leo le enseña a vivir sin ataduras, libre. Cuando su hermana Eve muere en el hospital, Nelly se sume en una triste nebulosa que le ciega y solo piensa en una cosa: dar seguridad a Jamie.

Aunque Maxi Warwel pasa de los 30, se adapta razonablemente bien al papel de estudiante. Aún así, Stefan Bartmann, que ha dirigido tres docenas de producciones de Pilcher, Dream Ship y Cruise to Happiness, tiene dificultades para crear una química convincente entre los personajes. Decididamente, el climax de la película está en qué decisión tomará Nelly. Y, de alguna manera, la historia de sus padres no le ayuda en absoluto.

La madre de Nelly, Sofía (Carin C. Tietze) abandonó su familia cuando ellas eran pequeñas. Su padre, es el profesor Tony Stuart (Götz Schubert), un amable y equilibrado personaje, disperso en su vasta sabiduría, aún añora a Sofía, 20 años después de la separación.

Rosamunde Pilcher: Suerte heredada (Rosamunde Pilcher. Geerbtes Glück)
Alemania, 2018. 90 min. Dir.: Stefan Bartmann (Rosamunde Pilcher, Deja que fluya el amor)
Intérpretes: Maxi Warwel (Inga Lindström. Prinzessin des Herzens), Florian Odendahl, Roman Knizka (Un caso para dos, Los hijos de mi hermano), Carin C. Tietze (Mara y el señor del fuego, Rosamunde Pilcher, Inga Lindström), Götz Schubert (El lugar del crimen, El banquero de la resistencia).

Publicidad - Sigue leyendo debajo