Gracias al #yomequedoencasa volveremos a disfrutar de nuestras ciudades

Siendo todos responsables las calles de todo el mundo se llenarán de gente en unas semanas ¡que no decaiga el ánimo!

Si hace unas semanas nos dicen que medio mundo iba a estar encerrado por culpa de una epidemia vírica, seguramente hubiéramos pensado que nos tomaban el pelo o nos estaban contando el argumento de una película de ciencia ficción.

Sin embargo, el coronavirus ha hecho que las personas y el bullicio de cada día desaparezcan de la calle. Tras conocerse la epidemia en China, los europeos escuchábamos las noticias que llegaban desde allí con un ligero desinterés, como si aquello nos resultara muy lejano imposible de vivir en nuestras ciudades.

Y sin embargo, el virus se ha saltado todas las fronteras y ya está afectando a medio mundo, vaciando cada calle por las medidas tomadas por los diferentes gobiernos.

En este aislamiento está la clave para vencer al terrible virus que se ha llevado la vida de más de 15.000 personas en el mundo y más de 2000 solo en España a día de hoy.

Y es ahora, cuando estamos más lejos que nunca una de otros, estamos a la vez más unidos. Y es que no paran de producirse pequeños grandes gestos cada día que ayudan a que esta pesadilla pase.

Nos asomamos a las ventanas y salimos a los balcones a aplaudir como nunca en nuestras vidas a todos los que nos están cuidando: desde el personal sanitario que se está dejando la piel luchando contra el virus, a los cuerpos de seguridad del Estado que lo mismo montan un hospital de campaña en Madrid que desinfectan las calles para limpiarlo de virus, a los transportistas que no traen los alimentos desde el campo a las ciudades, a los agricultores que siguen con su producción para que todos sigamos abastecidos de comida, a los que trabajan en los supermercados o farmacias y a todos aquellos que de una u otra manera hacen todo esto no nos venza.

A los demás, gracias por quedaros en casa. Gracias a nuestro encierro todo el esfuerzo de los que no pueden hacerlo, funcionará para que volvamos a llenar nuestras calles con la alegría que siempre ha caracterizado a este país. Y gracias a todos los que buscáis la manera de que nuestra sociedad sea un poco mejor y es que los actos de solidaridad se repiten: jóvenes comprando para los señores mayores que no pueden salir de casa, talleres de costura improvisados cosiendo trajes para el personal de los hospitales, particulares imprimiendo máscaras protectoras en 3D en sus casa...

Gracias por hacernos mejor sociedad. Gracias por esta ahí y gracias por quedarte en casa.


Publicidad - Sigue leyendo debajo