Los Reyes eméritos almuerzan con Rafa Nadal y Xisca Perelló

Don Juan Carlos y doña Sofía visitaron la academia de tenis que posee el deportista en Manacor y después se fueron a comer al restaurante Sa Punta, donde compartieron mantel durante más de tres horas.

Un verano más, Mallorca recibe a los miembros de la Familia Real española, que disfrutan de unos días en la isla balear. Si bien estaba previsto que Felipe VI llegara el viernes para asistir a la Regata Copa del Rey de Vela, finalmente sus compromisos de agenda se lo han impedido y, de momento, la fecha del viaje está en el aire, aunque algunos medios apuntan que podría ser el próximo miércoles. A pesar de este imprevisto, la isla acoge a los Reyes eméritos, que el viernes estuvieron visitando la academia de tenis que Nafa Nadal posee en Manacor.

El tenista compartía en sus redes sociales una imagen en la que aparece junto a don Juan Carlos, doña Sofía y su futura mujer, Xisca Perelló. Rafa acompañaba la instantánea con las siguientes palabras: "Ayer recibimos una visita muy especial. Gracias majestades 🇪🇸 #royals", demostrando la buena sintonía y la gran complicidad que existe entre los Reyes Eméritos y el tenista.

Tras recorrer las instalaciones, durante unas dos horas, se fueron a comer al restaurante Sa Punta, en Son Servera, donde se unieron a ellos otros miembros de la familia Nadal, así como su novia, Mary Perelló. Fueron 15 comensales los que se sentaron a la mesa y además de don Juan Carlos y doña Sofía, Rafa Nadal y su prometida, estuvieron la hermana del deportista, María Isabel; sus padres, Sebastián Nadal y Ana María Parero, así como las abuelas del deportista, Catalina Femenias e Isabel Homar.

Durante unas tres horas se prologó el almuerzo ofrecido por el chef Andrés Moreno y consistente en gallo mallorquín, caproig, gambas de Sóller, almejas fina, navajas, rodaballo salvaje, con guarniciones de tumbet y verduras al grill. Todo ello regado con caldos de la zona.

En poco tiempo, hemos podido volver a ver juntos y en armonía a los Reyes eméritos, quienes mantienen una relación muy cercana. Así, los padres de Felipe VI hacen planes juntos por Mallorca, algo que resulta muy del agrado de toda la población de la isla. Esto recuerda aquellos años en los que la Familia Real pasaba largas temporadas en verano disfrutando de deportes acuáticos y paseos por Palma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo