Ana Obregón muestra sus deseos para 2019 y despide su año más difícil

La actriz ha terminado el 2018 en Nueva York y ha confesado que tenía ganas de que acabara este año marcado por la lucha por la salud de su hijo Álex Lequio quien ha estado los últimos meses combatiendo un cáncer.

Ana Obregón cumpleaños de Julio Iglesias Jr
Getty Images

Ana Obregón ha tenido un convulso año 2018. Si bien es verdad que empezó el año disfrutando de su paso por México donde participó en 'Santiago Apóstol' y de su participación en 'Paquita Salas', el año se torció tras el diagnóstico de un cáncer a su hijo Álex Lequio, lo que ha hecho que 2018 sea un año para olvidar en su familia. Desde su diagnóstico, tanto ella como su ex y padre de Álex, Alessandro Lequio, se han volcado con el joven y su recuperación trasladándose junto a él a Nueva York donde ha recibido su tratamiento. Ahora que Álex está más recuperado, Ana Obregón quiere dejar atrás este año de lucha.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así lo ha querido demostrar en un intenso texto que ha compartido a través de la red social Instagram en el que ha dejado muy claro que quiere pasar página y dejar este oscuro episodio en la memoria no sin dejar de agradecer a todos los que han intervenido en la recuperación de su hijo:

"Celebrando la VIDA desde los edificios más altos de New York. Termina un año de lucha y 80 días de hospitales con una sonrisa. Como decía Dani Martín :”Que bonita es la vida , tan bonita que a veces se despista....” Gracias a todo el equipo médico de Nueva York por salvar la vida de mi hijo. Gracias a los Científicos españoles por sus investigaciones para la curación de esta enfermedad a pesar del bajo presupuesto que destina el gobierno . Gracias por vuestros miles de mensajes de cariño que nos acompañan en esta aventura. Gracias a @alicia_varela_ por esta ilustración y a nuestro ángel en New York @luciaregales por estar a nuestro lado. Gracias @alessandrolequiojr por darme esta lección de vida. Que le den al 2018! Os deseo un 2019 lleno de salud!", escribía Ana Obregón.

Y es que, aunque la Nochebuena la han pasado en Madrid junto a los abuelos de Álex, la Nochevieja la pasaron en Nueva York donde han atravesado la parte más dura del tratamiento del joven que, según ha declarado en varias ocasiones, esta es una enfermedad muy traumática por lo que ha aprovechado para realizar varias acciones en favor de la investigación para evitar que otros pasen por un proceso tan duro como el suyo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo