Cómo conservar la leche materna: trucos y consejos

La leche materna es el mejor alimento que puede tomar el bebé. ¿Quieres saber cómo extraerla y conservarla para dársela a tu peque cuando no puedas darle el pecho? Te lo contamos.

bebé y sacaleches
Getty Images


La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante al menos seis meses y después de introducir alimentos complementarios nutricionalmente adecuados y seguros. Extraerse la leche y conservarla es una buena forma de poder ofrecer al bebé los beneficios, protección y nutrientes que ofrece la leche de la madre en las ocasiones en las que no se puede dar el pecho o la mamá no puede estar con el bebé. Sin embargo, no puede hacerse de cualquier manera ni puede conservarse la leche en cualquier lugar y condiciones, por ello, es necesario saber qué cuidados y precauciones hay que tener para conservar la leche materna.

Leche materna, cómo extraerla

Lo primero que se debe tener claro es que la leche extraída conserva la mayor parte de sus beneficios, aunque es cierto que es mejor la leche recién extraída que la congelada.

La extracción de la leche materna siempre debe hacerse con máximas condiciones de higiene, ya optemos por extracción manual o con los mejores sacaleches: antes de extraerte la leche debes lavarte bien las manos con agua y jabón, aclararlas y secarlas con una toalla limpia. Después, cada pieza del extractor de leche debe estar perfectamente limpia y seca: lo recomendable es lavar todas las piezas con agua templada (a unos 30 °C/86 °F) y líquido detergente. Después hay que enjuagar todas las piezas con agua potable y secarlas con un paño limpio. También es fundamental leer las instrucciones del fabricante del sacaleches por si indica alguna consideración especial.

Antes de extraer la leche es importante que la mamá se sienta cómoda, tranquila y que estimule sus pechos para ayudar a que salga. Si el pecho está muy duro, es bueno aplicar agua caliente en la ducha o algo de calor para que sea más fácil.

La extracción de leche manual puede resultar menos aparatosa, pero hay que tener más técnica para lograrlo. La extracción artificial mediante sacaleches puede resultar más sencilla y rápida. Existen sacaleches manuales y eléctricos.

Es posible que observar la cantidad de leche que se extrae genere un poco de angustia, pero hay que tener calma: pueden mezclarse varias tomas en un mismo recipiente si ninguna de ellas tiene más de 24 horas. Tras las primeras extracciones es posible que se saque menos leche y se tiende a pensar que es un problema de producción, pero tal y como se argumenta en el Protocolo clínico nº 7 de la Academia de Medicina de la Lactancia: “se explicará a madres y familiares que es frecuente obtener solo unos pocos mililitros durante las primeras sesiones de extracción de la leche, y que eso no significa una baja producción de leche”.

Cómo conservar la leche materna

Es fundamental tener en cuenta que la conservación de la leche materna requiere unas condiciones especiales. Según la Academia Internacional de Medicina de la Lactancia (Academy of Breastfeeding Medicine), la ABM : “la leche humana se puede almacenar a temperatura ambiente (20–22C, 68–72F) por hasta 4 horas, después de las cuales se debe refrigerar. Idealmente, la leche debe almacenarse en la habitación de la madre lactante o del niño lactante (si no es en una guardería) en un refrigerador. Toda la leche extraída debe estar etiquetada con la fecha de extracción”. Es decir, y tal y como aclara el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, los tiempos y modo de conservación son los siguientes:

Calostro: a temperatura ambiente (27-32 ºC) 12 horas.

Leche madura:

-A temperatura ambiente:

      • 15ºC: 24 horas
      • 19-22 ºC: 10 horas.
      • 25 ºC: 4 a 6 horas.
      • 30-38ºC: 4 horas

      -Refrigerada (en nevera) entre 0 y 4 ºC: 8 días. Cuanto más estable sea la temperatura, mejor se conservará la leche, por lo que no se debe poner la leche en la puerta del frigorífico:

      -Congelada:

      • En un congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas.
      • En un congelador que es parte de la nevera pero con puertas separadas (tipo combi): 3-4 meses (porque la temperatura varía cuando la puerta se abre con cierta frecuencia).
      • En un congelador separado, tipo comercial, con temperatura constante de -19 ºC: 6 meses o más.

      Los expertos recomiendan enfriar rápidamente la leche extraída (en un recipiente con agua fría) y, si no se va a utilizar ese mismo día, lo recomendable es congelarla.

      Se debe tener en cuenta que se puede añadir leche materna recién extraída a la leche que ya tengamos refrigerada o congelada, pero siempre enfriando previamente la leche recién extraída en la nevera antes de añadirla. No se debe añadir la leche recién extraída a temperatura ambiente a la refrigerada o congelada.

      Desde la AEP también recogen que el tipo de envases que se deben utilizar tienen que ser envases destinados para uso alimentario. Los más indicados son los de cristal, puesto que los de plástico pueden contener ftalatos y bisfenol A, sustancias que pueden resultar nocivas para la salud.

      A la hora de congelar leche materna, siempre es mejor congelar cantidades pequeñas para evitar el desperdicio, ya que así se puede descongelar en función del hambre del bebé.

      Cómo descongelar la leche materna

      Los profesionales de la Clínica Mayo aconsejan descongelar primero la leche más antigua y para ello dan dos opciones: o bien poner el envase de leche congelada en el frigorífico la noche anterior al día en que se vaya a usar o calentar un poco la leche poniéndola bajo el agua del grifo caliente. Otra buena idea es meter el recipiente en otro con agua caliente. También se puede recurrir al calienta biberones.

      Sin embargo, no es nada aconsejable calentar o descongelar la leche en el microondas: puede quedar fría por unas partes y por otras muy caliente. Además, la leche descongelada se puede guardar en la nevera 24 horas, pero nunca debe volver a congelarse.

      This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
      Publicidad - Sigue leyendo debajo