Así es el segundo mes de embarazo: de la semana 5 a la 8

Puede que ya empieces a sentir algún síntoma impreciso de que estás esperando un bebé. Sigue leyendo.

embrión durante el segundo mes de embarazo, de la semana 5 a la 8
Getty Images

    El segundo mes de embarazo transcurre desde la semana 5 a la semana 8 de gestación. Los síntomas durante esta etapa son más notorios que durante el primer mes, aunque no demasiado. De hecho, la tripa aún no comienza a crecer. Durante esta etapa, los cambios más significativos se producen en el embrión.

    En este sentido, aunque todavía no se te note nada que estás embarazada, es posible que empieces a necesitar una talla más de sujetador. Tus pechos están muy sensibles y su aureola se ha oscurecido. Tu útero ha crecido de tamaño, lo que aumenta tus ganas de orinar. El flujo vaginal es ahora más intenso y blanquecino y puedes tener dolores de cabeza ocasionales. Si tienes náuseas, este mes serán más frecuentes. Además, durante los primeros meses de embarazo puedes notar ligeros pinchazos en la tripa, molestias en el bajo vientre y la vagina.

    Por semanas

    Semana 5: Contacta con tu sangre

    Tu menstruación se retrasa. ¿Qué sucede? Las vellosidades placentarias siguen penetrando en la pared del útero y en el tercer día de esta semana contactan con tus capilares sanguíneos. Por primera vez le llega tu sangre. La implantación es la condición a partir de la cual se puede hablar de embarazo, según la OMS. Así que ¡felicidades, mamá!

    En el embrión, que en estos días multiplica por 10 su talla, ya hay tres grupos de células diferenciadas: unas se agrupan para empezar a formar el esqueleto y los músculos; otras construyen los tejidos de los órganos internos; y otras crean los nervios, la piel y el cerebro. Su corazón está en desarrollo y tiene una sola cámara. Todavía no es funcional ni se escuchará en las ecografías. En cuanto a tu forma física, descubre qué ejercicio puedes hacer.

    Semanas del bebé: 3. Talla: 1-2 mm. Peso: 0,05 g.

    Semana 6: Un corazón que late

    Si te sientes somnolienta y con tensión en los pechos es por las hormonas que emite el nuevo ser, entre ellas la gonadotropina (la que detectan los test de embarazo), que llegan a tu hipófisis, en tu cerebro, para que no lo rechaces como a un invasor. Además, las aureolas se oscurecen y pueden verse unas venas azuladas debajo de la piel del pecho. Ahora el embrión es como un grano de arroz, y su forma cilíndrica cambia: un extremo se engrosa, es la cabeza, y otro se alarga en una cola de tres vértebras (la perderá en una semana) que remata su espina dorsal, formada por finísimas láminas de pre-cartílago. La membrana amniótica se completa alrededor del embrión y la burbuja se llena de líquido.

    En el vientre de este minúsculo renacuajo sobresale un gran bulto más coloreado que de repente empieza a agitarse: es el corazón. Este es uno de los grandes cambios de la semana 6 de embarazo. El corazón primitivo comienza a latir de forma espontánea. En este momento, el ritmo cardíaco es más rápido que el de un adulto, sobre unos 150 latidos por minuto. Y si mancharas en el embarazo consulta a tu médico pero mantén la calma porque no tienen por qué ser una patología importante.

    Semanas del bebé: 4. Talla: 2-4 mm. Peso: 0,1 g.

    Semana 7: Una transformación asombrosa

    Es tu tercera semana sin la regla. La prueba confirma la buena nueva. En tu interior, el embrión es como un guisante, prendido a un cordón más grueso que él, y su cuerpo cambia cada día. En la cabeza aparecen dos manchas oscuras, preludio de los ojos, y cinco hendiduras como pellizquitos en plastilina, que serán los oídos, las fosas nasales y la boca. Los nervios, visibles porque la piel es transparente, se van extendiendo desde la médula espinal. Surgen los brotes de los brazos y, cuatro días después, los de las piernas.

    En el interior, las células empiezan a construir los órganos internos. El corazón ya está dividido en 2 cámaras: derecha e izquierda, y sigue latiendo a 150 pulsaciones por minuto, alrededor del doble que un adulto. Los riñones, hígado, intestinos, pulmones y órganos sexuales internos están casi completos. La embriogénesis es un periodo delicado. Si el embrión es defectuoso, se desprenderá y tendrás una regla, con retraso, más abundante de lo habitual.

    El cordón umbilical, a través del cual el feto se alimentará durante todo el embarazo, aumenta su tamaño y se une al tracto digestivo. La placenta aún no es funcional. Descubre si es mejor ducha o baño en el embarazo.

    Semanas del bebé: 5. Talla: 12 mm. Peso: 0,5 g.

    Semana 8: Su carita

    Has pedido cita al ginecólogo y puede que tengas náuseas y/o vahídos. Se deben a otra hormona que emite este pequeño ser (y tu cuerpo, para protegerle) llamada progesterona. El rostro del embrión se está modelando: los ojos se aproximan, brotan las orejas y la naricilla, el mentón se yergue y en la boca abierta, sin labios, surge una diminuta lengua y aparecen las láminas que darán origen a los dientes. En su cuerpo, casi todo cabeza y corazón, los brazos y las piernas se van desarrollando, pero aún son muy cortos, y hay pequeñas vértebras como de plástico jalonando su espalda hasta la rabadilla (las de la cola ya se han reabsorbido). La mayoría de órganos del bebé se han desarrollado en su forma básica. Por debajo de la piel, fina como el papel, se empiezan a ver una red de vasos sangíneos. Todavía es pronto para saber el sexo.

    Semanas del bebé: 6. Talla: 1cm. Peso: 1 g.

        This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
        Publicidad - Sigue leyendo debajo