Beneficios de tener mascotas para los niños: ¿qué les aportan?

Cualquier mascota puede aportar muchos beneficios a una familia: compañía, entretenimiento y efectos favorables a la salud tanto física como psíquica. Si además tienes hijos, estos efectos pueden ser todavía mejores. Te los contamos.

niño feliz con perro
Getty Images

    Una mascota en casa hará de tus hijos personas más responsables, ya que está demostrado que los niños que cuidan un animal aprenden a responsabilizarse, a querer y a respetar a los animales, lo que es muy beneficioso para su desarrollo como personas.

    En enero de 2022 entró vigor una regulación legislativa por la que los animales dejaban de ser legamente cosas para ser considerados seres vivos dotados de sensibilidad. Un avance necesario y muy importante. Las familias en las que hay mascotas saben que estas se convierten en uno más y que los vínculos que se crean con ellas son muy especiales. ¿Estáis pensando en tener un perro o un gato en la familia? Si es así, os interesa leer el artículo "Perros y gatos: cómo socializar con tu nueva mascota en casa".

    Si se trata de animales con mayor tradición casera como un perro, gato o incluso un conejo o roedor, el apego que se crea entre los niños y su animal ayuda a que desarrollen mejor la autoestima. Sin embargo, no es el único beneficio que aporta tener mascotas a los niños. Vamos a señalar algunos de los más importantes:

    1.Una mascota reduce el estrés, ya que relaja estar en su compañía. Según un estudio publicado en la revista Social Development los perros pueden proporcionar beneficios socioemocionales a los niños a través de la amortiguación del estrés. En este estudio, un total de 101 menores de entre siete y 12 años fueron sometidos a diversas pruebas de presión social, en unas junto a su mascota y en otras en solitario. Los resultados mostraron que cuando estaban solos, los niveles de presión aumentaron, mientras que con la presencia de su mascota, los niveles de estrés se redujeron de manera considerable.

    2.Ayuda a estar en forma, sobre todo en el caso de los perros, ya que mantiene a la familia y a los niños activos, hay que salir a dar paseos con ellos, jugar, correr, etc.

    3. Tener mascota ayuda a reforzar el sistema inmune de los niños. Los niños que en sus primeros años de vida viven con un gato o un perro tienen menos probabilidad de desarrollar asma y alergias relacionadas con los animales. Según estudios del UK Pet Health Council (Consejo de Salud de Mascotas del Reino Unido) es más estable el sistema inmunológico de los niños (particularmente de entre 5 y 8 años) de familias con una mascota, que aquellos niños de familias que no conviven con animales de compañía. Otros estudios sostienen que la exposición temprana a perros o gatos (antes de cumplir 2 años) disminuye la probabilidad de desarrollar síntomas de asma y sibilancias en la edad escolar.

    4.Las personas con mascotas son más sociables, lo que mejora la relación con otras personas. En el caso de los niños sucede lo mismo: los peques que conviven con mascotas, sobre todo con perros, tienen un mejor bienestar social y emocional en comparación con los que no lo hacen, según un estudio publicado en la revista científica 'Pediatric Research'.

    5.Entienden mejor las etapas de la vida porque, a través de su mascota, los niños se hacen más conscientes de momentos tan importantes como el nacimiento o la muerte.

    6. Desarrollan el amor y el respeto por los animales. Los niños que tienen mascotas crean vínculos especiales con los animales y aprenden a amarlos y respetarlos, aportándoles unos valores humanos muy bonitos e importantes.

    7. Más responsables. El niño debe hacerse cargo de las necesidades del animal, en función de su edad, por supuesto. Si le da de comer, ayuda en el baño o participa en el paseo se hará más responsable y adquiere consciencia sobre las necesidades de un animal y las responsabilidades que conlleva tenerlo.

    8. Ayudan a prevenir enfermedades cardiacas. Según el Pet Health Council (Consejo de Salud de Mascotas del Reino Unido), los animales de compañía mejoran la salud de sus dueños y cuidadores ayudando a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre. Esto se debería a que las personas con mascotas suelen hacer más ejercicio y a tener una vida más saludable.

    9. Beneficios para niños con dificultades de aprendizaje. Los niños con dificultades de aprendizaje también pueden beneficiarse de la interacción con las mascotas. Un estudio encontró que la presencia de un perro ayudó a canalizar la atención de los niños y la capacidad de respuesta hacia el terapeuta.

    10.Ayudan a mejorar la confianza y la comunicación no verbal. Según un artículo de la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y del Adolescente, el vínculo creado entre los niños y los animales, ayuda a que desarrollen mejor la confianza, la comunicación no verbal, la compasión y la empatía.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo