Descubre la importancia de usar crema hidratante y protección solar en verano

Con la llegada del calor y las vacaciones, es importante que no descuides tus rutinas de belleza y apuntes los consejos de Cuca Miquel, coach de belleza, para presumir de piel cuidada y bronceada.

primer plano de una chica en la playa que se pone crema de protección en la nariz
Sergio Monti / EyeEmGetty Images


    Seguro que alguna vez te has planteado la posibilidad de usar la crema protectora solar como crema hidratante pensando que, en verano, el exceso de cremas en tu piel es perjudicial y que te engrasa. La respuesta a esa inquietud es NO. La crema de factor de protección solo protege del sol, no tiene ingredientes hidratantes y antiarrugas aunque hayan evolucionado y puedas encontrar en el mercado cremas solares con activos antioxidantes y anti polución no es una crema hidratante. Un solar nunca dejará de ser una crema de protección para evitar los daños solares.

    Las cremas solares tienen como objetivo bloquear los rayos UVA, UVB para que tu piel no se queme con el sol evitando los riesgos de padecer enfermedades como el cáncer de piel, la aparición de manchas tipo melasma y léntigos solares, o manchas de pigmentación post inflamatorias en caso de acné.

    No hay duda de que estas cremas tienen un efecto protector antiedad ya que el sol roba el colágeno de tu piel, por lo que si te preocupa que el paso de los años se haga visible en tu rostro debes huir del sol y si te has hecho tratamientos en cabina de estética estimuladores de colágeno para rejuvenecer o para tratar cicatrices, el sol puede echar al traste todo lo conseguido y en septiembre te puedes dar cuenta que las cicatrices de tu piel son más visibles y que tu rostro está menos firme pero aunque te protegen del paso del tiempo en su formulación no hay activos hidratantes, estimuladores de colágeno ni hidratantes, es por eso que no sustituyen una crema de tratamiento.

    dos mujeres disfrutan de cuidados faciales
    Westend61Getty Images

    Por eso, en verano es muy importante que continúes con tu rutina de cuidados faciales, ya que el calor, el sol y el aire acondicionado te deshidrata, por eso debes seguir usando la crema hidratante que te corresponda según tu necesidad y después el solar.

    La elección del solar debe ser entre 30 y 50 de SPF y si compras la de 100 es solo una cuestión de marketing. Siempre debes reponerla cada 4 horas si no te expones al sol de forma directa y cada 2 si estás en la playa.

    una chica sonriente posa con un tarro de crema facial en la mano
    Westend61Getty Images

    Cuando te enfrentes a tu rutina, debes usar el solar después de la hidratante ya que las cremas solares suelen tener activos sellantes o de cierre por lo que la crema que te pongas no penetrará en tu piel y es por eso que puedas notar que la crema unida a tu solar es mucho producto. Una buena crema hidratante penetrará en apenas unos segundos. El hecho de que la compres con o sin color no afecta la protección, solo que si lo coges con color las reposiciones serán algo más incómodas.

    En verano no descuides tu rutina de cuidados faciales recuerda que debes limpiar, hidratar y proteger tu piel.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Belleza