Doble limpieza facial, qué es y para qué sirve

Pues nada más y nada menos que el secreto de las orientales para lucir esas pieles inmaculadas y llenas de luz. Consiste en aplicarse primero un aceite o un producto oleoso para eliminar grasa y maquillaje. Y usar luego un limpiador jabonoso para eliminar contaminación y células muertas.

doble limpieza facial
Getty Images

El sistema de la doble limpieza viene de Oriente y es empleado por las mujeres con fama de tener la piel más bella del mundo: coreanas y japonesas. Consiste en dividir en dos pasos el ritual de la limpieza y aunque quizá te dé pereza sólo pensarlo, merece la pena gastar unos minutos más mañana y noche en llevarlo a cabo. De nada sirve invertir en tratamiento si tu piel no está receptiva para aprovechar sus beneficios.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Paso 1: aceite
doble limpieza facial
Sydney ShafferGetty Images

El primer paso y más importante para esa piel soñada, luminosa y sin imperfecciones, va encaminado a retirar por completo cualquier tipo de residuo de cosmético, producto de maquillaje y sebo que haya acumulado la piel. Para ello utilizan aceites limpiadores. Y si esta textura no te agrada puedes escoger un bálsamo en aceite o algún producto bifásico que también lo contenga. La forma de aplicar los aceites es ponerse unas gotas en las palmas de las manos e ir extendiéndolos por el rostro con suaves movimientos circulares. Luego retira con una toallita caliente (muy importante). Y, aunque tengas la piel grasa, hazlo sin miedo porque, pese a lo que puedas pensar, los tejidos del rostro no van a generar más grasa porque no lo necesitan.

Doble limpieza
Cedidas

Límpia y exfolia, Baume-en-Huile, de Lierac, 23,50 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Desmaquillante de ojos bifásico (agua y aceite), Avène 11,95 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Manteca Limpiadora de Camomila, de The Body Shop, 14 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Aceite limpiador Clean Energy, de Origins, 26 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Especial para maquillaje waterproof, Bio Beauté, de Nuxe 13,90 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Aceite desmaquillante L'Huile, de Chanel, 40 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Limpiador calmante, Midnight Recovery Botanical Cleansing Oil, de Kiehls, 32 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Bálsamo Limpiador Aromático de Palo de Rosa, de Darphin, 36 €.

COMPRAR

Paso 2: espuma
doble limpieza facial
GlobalStockGetty Images

L a segunda parte de este protocolo consiste en limpiar de nuevo, sí, pero tiene su sentido. Se trata de hacer desaparecer en este caso ya no maquillaje sino restos de grasa o suciedad que haya podido quedar y limpiar los poros en profundidad. El secreto está ya no tanto en la temperatura del agua sino en escoger el limpiador adecuado. Tiene que tener el ph idóneo para tu piel y es conveniente que sea en espuma, aunque también puede ser un gel o una crema, dependiendo de tus gustos.

Y si estás dispuesta a dedicar más tiempo a tu cuidado, tras la doble limpieza las orientales se aplican también una loción equilibrante (no conocen el tónico) e incluso las hay que terminan con otra toallita caliente sobre el rostro antes de seguir con el tratamiento habitual.

Doble limpieza
Cedidas

Gel limpiador Sensibio Gel Moussant, de Bioderma, 13,25 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Espuma facial para rostro y ojos, Cleansing Foam, de Apivita, 15,60 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Espuma purificante iluminadora Blanc Divin, de Givenchy, 35,70 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Espuma Limpieza Facial Extra Rich Cleansing Milk, de Shiseido, 49 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Para pieles sensibles, Gel de Agua Micelar, de Germaine de Capuccini, 27€.

Doble limpieza
Cedidas

Bálsamo cremoso de limpieza Creme Qui Kenzoki, de Kenzo, 28,70 €.

COMPRAR

Doble limpieza
Cedidas

Limpiador en gel Waso Quick Gentle Cleanser, de Shiseido, 20,65 €.

COMPRAR

Publicidad - Sigue leyendo debajo