Estos son los errores más graves que cometemos al reciclar (y cómo solucionarlos)

¿Reciclas las servilletas de cocina en el contenedor azul? ¡ERROR! ¿Las bombillas en el contenedor verde? ¡ERROR! ¿Los juegues de plástico en el amarillo? ¡ERROR! Ecoembes nos invitan a revisar nuestra manera de separar los residuos para lograr ser más efectivos.

desde ecoembes nos invitan a revisar nuestra manera de separar los residuos para lograr ser más efectivos
Getty Images

Cada vez somos más los que reciclamos nuestros residuos. España ha avanzado, especialmente con el plástico: desde 2017 somos el segundo país de Europa que más envases de este material reciclamos en el hogar. Sin embargo, a pesar de los progresos, nuestro país está a la cabeza en acumulación de residuos en vertederos: 12 millones de toneladas anuales. Sin embargo, resulta clave hacerlo para reducir nuestra huella de ozono y cuidar el planeta.

Desde Ecoembes, la organización sin ánimo de lucro que cuida del medio ambiente a través del reciclaje, nos alertan sobre los errores más comunes que cometemos a la hora de enfrentarnos a esta tarea. Toma nota de cómo hacerlo e inculca a los pequeños de la casa a que te ayuden y lo aprendan como si fuera un juego. Para ellos, será algo divertido y habitual y acabaréis practicando el reciclaje en familia de forma habitual. Te contamos cómo usar casa contenedor para que de una vez por todas descubras dónde tienes que echar cada envase o desperdicio.

Contenedor amarillo

Es habitual que pensemos que todos aquellos objetos que están fabricados con plástico van a este contenedor, pero esto no es así. Sólo debemos depositar los envases de plástico, latas y briks. Los juguetes de plástico deben ir al contenedor de restos, igual que los biberones, chupetes, cubos de playa o utensilios de cocina que ya dejan de ser útiles.

desde ecoembes nos invitan a revisar nuestra manera de separar los residuos para lograr ser más efectivos
Getty Images

Contenedor azul

Uno de los principales errores que cometemos es con el brik de leche o zumo. Pensamos que es cartón y por tanto lo depositamos en el contenedor azul. Pero esto no es así. El brik siempre va al amarillo, ya que está compuesto por cartón, plástico y aluminio. Desechos diarios como servilletas de cocina o papeles sucios deben ir en el contenedor de desechos orgánicos. Los pañales, por ejemplo, se depositan en el contenedor de restos (el gris).

Contenedor verde

Es fundamental diferenciar entre vidrio y cristal. Es frecuente que a la hora de deshacernos de elementos de cristal los depositemos en el contenedor verde y es un error. Las bombillas no van en el contenedor verde, debemos llevarlas al punto limpio. Los espejos, ceniceros, vasos o vajillas también deben ser reciclados en un punto limpio o de recogida, nunca en el contenedor verde.

Llevarlo a la práctica es misión de todos. Por eso, se agradece que personajes públicos e incluso la realeza alerten sobre ellos, como este ejemplo de Victoria de Suecia en su visita a una planta de reciclaje. Lo cierto es que cualquier gesto que hagas a diario puede ayudar a cuidar el medio ambiente. El tema de la ropa es también importante. Por ejemplo, se estima que cada persona gasta en España unos 550 € al año en renovar su armario pero sólo usa el 20 por ciento de las prendas y calzado que usan. Por eso, descubre la idea de la moda circular para practicar las 3R también es tu armario (reducir, reparar y reciclar).

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Sostenibilidad