Marina y Omar: su primera bronca en su primera cita

La pareja comenzaba la noche muy románticos con una cita a la luz de las velas que se torció tras salir uno de los temas polémicos: Raquel Lozano

omar marina pesadilla en el paraíso
Telecinco

    Marina y Omar han tenido su primera pelea de enamorados en Pesadilla en el paraíso y ha sido, precisamente, en su primera cita romántica. Como inmune, Omar ha tenido una recompensa: una cena a la luz de las velas que podía compartir con quien eligiera y, obviamente, elegía a Marina para poder tener su primera cena romántica separados de todos (aunque no lo suficiente).

    Durante la cena, la pareja comenzaba a hacerse confesiones y no tardaban en llegar los grandes miedos de ambos. "Si sales tú antes que yo tendrás que prepararte de lo que vas a oír", le decía Omar a Marina en relación a la relevancia de actualidad de sus relaciones actualmente. "No pensé en sentir lo que siento por ti, llevaba tiempo sin sentir esto en la tripa", confesaba, algo que aún así no dejaba tranquila a Marina.

    omar marina pesadilla en el paraíso
    Telecinco

    Marina confesaba a Omar que lo más le preocupaba era, de salir antes que él, que Raquel Lozano pudiera enfrentarla diciendo que su relación no estaba cerrada. "Estaba abierto, hay un paréntesis", aseguraba el surfista quien añadía que "para mi está cerrado, prefiero conocerte a ti antes que a ella", mientras que "con Anabel estoy bien". "Yo hacía tiempo que no me encontraba feliz y contento", añadía.

    Cuando las aguas llegaban de nuevo a su cauce y la pareja se encontraba acaramelada en un colchón que les habían preparado, Israel se puso a cantar, algo que a Marina le hizo gracia y molestó a Omar. "Que suba a cantarnos", bromeaba la cordobesa mientras que el canario contestaba molesto "si tanto quieres, baja". Algo que puso fin a la cita.

    "Isra, te has cargado mi cita romántica", hacía saber Marina. Molesto, Omar bajaba para explicarse: "Si yo estoy en una cita y en vez de estar pendiente de mi, está pensando en otra cosa...", criticaba quien confesaba más tarde que sí tenía parte de su cabeza fuera. "Quiero ir con los pies de plomo porque yo me vaya a pillar con ella y pasarlo mal otra vez", explicaba, "llega el reality y digo no hay ningún compromiso, entro dentro, conozco a una persona que me gusta... Si yo salgo fuera, voy a esperarte me digan lo que me digan y voy a estar ahí". Unas palabras que a Marina le costó creer: "de lo que dices a lo que haces es contradictorio", aunque finalmente todo terminó con un romántico beso bajo las sábanas.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo