Atragantamiento en bebés y niños: cómo actuar y primeros auxilios

El riesgo de atragantamiento en bebés es uno de los peligros que más asusta a los padres, sobre todo cuando se inicia la alimentación complementaria. Explicamos cómo actuar ante un atragantamiento en un bebé y en un niño pequeño.

bebé con juguete de madera en la boca
Getty Images

    La asfixia por atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España por delante de los accidentes de tráfico, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En el caso de los niños, las lesiones no intencionadas o accidentes constituyen la primera causa de muerte en la infancia entre los 5 y 18 años de edad en la Unión Europea. Por ello, no es de extrañar que sea uno de los principales miedos de los padres, sobre todo a partir de los 6 meses, cuando los niños empiezan la alimentación complementaria.

    Los alimentos más peligrosos por riesgo de atragantamientos en bebés y niños

    Hay que tener claro que hay alimentos que suponen un mayor riesgo de atragantamiento para los niños. Tal y como explica la pediatra Lucía Galán, Lucía, mi pediatra: "Hay alimentos prohibidos en los menores de cinco años por riesgo de atragantamiento y son los siguientes:

    • Uvas enteras.
    • Frutos secos enteros o en trocitos (sí podemos dárselos molidos desde los seis meses de vida)
    • Caramelos duros, lacasitos, palomitas.
    • Aceitunas enteras.
    • Salchichas tipo Frankfurt cortadas a rodajas.
    • También es muy peligroso jugar con globos".

      Teniendo en cuenta qué alimentos pueden ser peligrosos para tratar de evitarlos, también es importante saber qué hacer ante un atragantamiento, ya que son peligrosos accidentes domésticos.

      Cómo actuar ante un atragantamiento

      This content is imported from Twitter. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

      La maniobra de Heimlich contra los atragantamientos puede salvar una vida y todos deberíamos conocerla. Tal y como se explica mediante esta infografía desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, la maniobra se llevaría a cabo por detrás de la persona atragantada, colocando el puño por encima del ombligo, bajo las costillas, con el pulgar hacia el abdomen. Con la otra mano se cubre el puño y se presiona con fuerza hacia dentro y hacia arriba. Esto se hace en el caso de tratarse de un adulto, pero ¿y si es un bebé o un niño? Según la misma infografía, si se trata de un niño lo correcto es arrodillarse por detrás del niño y realizar la maniobra, pero presionando con menos fuerza.

      una niña se cubre con el codo para toser
      wilpuntGetty Images

      Los expertos de la Cruz Roja recuerdan que hay que diferenciar entre una obstrucción de la vía aérea (atragantamiento) completa o incompleta a la hora de practicar primeros auxilios: "Si la persona que se ha atragantado puede hablar, toser y respirar, aunque sea con dificultad, decimos que la obstrucción de la vía aérea (atragantamiento) es incompleta. Anímale a que tosa con fuerza, pero sin darle palmadas en la espalda y sin intentar sacar el objeto con nuestros dedos. En ambos casos, si lo haces, podrías introducir el cuerpo extraño más profundamente en las vías aéreas. Si la persona no puede hablar, toser ni respirar, decimos que la obstrucción de la vía aérea (atragantamiento) es completa. Normalmente, la víctima se lleva ambas manos al cuello, como señal de que no puede respirar. Dado que la situación puede revestir gravedad, pide ayuda médica: llama o haz que alguien llame al 112, explicando lo que ocurre. Si la obstrucción completa de la vía aérea afecta a un niño mayor de un año o a una persona adulta, colócate a su lado y dale 5 palmadas fuertes en la espalda, a la altura de los hombros (entre ambos omóplatos); si éstas no consiguen hacer salir el cuerpo extraño, rodéale con tus brazos por detrás, poniéndote de rodillas (si es un niño), pon la mano cerrada, en un puño, justo por encima del ombligo (a la altura de la boca del estómago) y coloca la otra encima. Realiza 5 compresiones rápidas y vigorosas hacia arriba y hacia adentro. Alterna las palmadas en la espalda con las compresiones abdominales hasta que consigas expulsar el cuerpo extraño, o hasta que llegue la ayuda médica".

      Atragantamientos en bebés

      ¿Qué pasa si se trata de un bebé? En el caso de tratarse de un bebé, desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid recomiendan no realizar la maniobra de ese modo, si no colocar al bebé boca abajo sujetándolo con una mano y con la otra golpear 5 veces en los omóplatos (como también se observa en la infografía de arriba).

      Los expertos de Cruz Roja recomiendan en el caso de atragantamientos en bebés, pedir ayuda y, mientras llega, "si se trata de un niño pequeño (menor de un año de edad), colocarlo boca abajo, apoyado sobre tus rodillas o tu antebrazo, con la cabeza situada ligeramente más baja que el cuerpo, procurando sostenerle la cabeza con una mano sujetando su barbilla y darle 5 palmadas fuertes seguidas en la espalda a la altura de los hombros (entre los omóplatos). Si no ha salido el cuerpo extraño, dale la vuelta y comprime con fuerza 5 veces seguidas en el centro del tórax. Alterna las palmadas en la espalda con las compresiones en el tórax hasta que consigas expulsar el cuerpo extraño, o hasta que llegue la ayuda médica".

      En este vídeo puedes ver, paso a paso, estas maniobras de primeros auxilios en lactantes. En niños y adultos, la maniobra de Heimlich se realiza de otra manera y en este vídeo te enseñamos cómo hacerla.

      This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
      Publicidad - Sigue leyendo debajo