¿Se puede comer jamón ibérico en el embarazo? Sí, se puede

El proceso de curación a que se somete este alimento acaba con el parásito que transmite la toxoplasmosis.

Dish, Food, Cuisine, Ingredient, Bruschetta, Prosciutto, Bayonne ham, Smoked salmon, Staple food, Produce,
D.R.

    Hasta ahora, a las embarazadas que no están inmunizadas contra la toxoplasmosis (se detecta en los primeros análisis de sangre) se les aconsejaba, entre otras medidas, no consumir carnes crudas o poco hechas ni tampoco embutidos (incluido el jamón ibérico) para prevenir esta enfermedad, que suele ser leve para la madre pero puede ser muy grave para el feto si se contrae en el embarazo.

    Pero este protocolo va a cambiar, a raíz de un estudio elaborado por el Centro Tecnológico Andaluz del Sector Cárnico (Teica) que demuestra que el jamón ibérico curado, debido precisamente a su largo proceso de curación, no puede portar el parásito ‘Toxoplasma gondii’. De todas formas, es importante que consultes con tu ginecólogo y que sea el médico quién tome la decisión final al respecto.

    La toxoplasmosis se puede contraer por consumir carne contaminada cruda o poco hecha o verduras y frutas infectadas sin lavar, y por tocar tierra contaminada (por heces de un gato que esté infectado) y llevarse esa mano a la nariz o a la boca.

    Pero no por comer jamón ibérico curado. El Teica ha firmado un acuerdo con la sociedad de ginecólogos y obstetras de España, la SEGO, para difundir este protocolo. Eso sí, hay que asegurarse de que el jamón que consumamos sea de buena calidad y que haya sufrido un proceso de curación de más de 18 meses, pues las muestras que se han analizado en el estudio habían estado en la reserva, por lo menos, ese período.

    El jamón serrano forma parte de muchos desayunos, sobre todo en los de aquellas personas a las que les gusta empezar el día con algo salado en vez de dulce, por eso si no se te ocurre con que plato empezar el día, aquí te dejamos 10 ideas de desayunos para el embarazo.

    Congelar el jamón ibérico

    trozo de jamón serrano recién cortado
    Getty Images

    Por si no estamos seguras acerca de si comer jamón ibérico durante el embarazo, ya que es un alimento que hasta hace muy poco estaba prohibido y todavía no hay consenso entre los ginecólogos sobre su consumo, la mejor solución es que lo congeles antes de consumirlo.

    Al congelarlo acabamos con las bacterias que pudiese haber en la carne, convirtiendo este producto en apto para su consumo una vez que se descongele. Para poder comerlo con seguridad, los expertos aconsejan que esté, como mínimo, 48 horas en una temperatura inferior a los 20ºC. Como la mayoría de congeladores modernos alcanza los -18ºC, no habría problema.

    Para poder congelar el jamón ibérico con seguridad, recuerda envolverlo en papel de film o en una bolsa de plástico con cierre para que no entre aire mientras se congela. Así ayudarás a que se conserven sus propiedades organolépticas. Por otro lado, cuando lo descongeles, no lo saques de la nevera, ya que al estar fuera de un ambiente con frío puede desarrollar patógenos, a pesar de estar envuelto en plástico.

    Cuida de tu alimentación en el embarazo

    mujer embarazada comiendo una ensalada
    Getty Images

    Más allá de los antojos o aquellos alimentos prohibidos, lo más importante durante el embarazo es cuidar nuestra alimentación, pues no solo estamos comiendo para nosotras, sino también para el bebé. En este artículo puedes encontrar consejos para una alimentación óptima durante el embarazo.

    Entre ellos, cabe destacar la importancia del consumo de alimentos con ácido fólico, uno de los nutrientes esenciales para el buen desarrollo del feto que, además, se pude encontrar en decenas de productos muy fáciles de comprar en los supermercados, como pueden ser las verduras de hoja verde como el brócoli o las frutas como el kiwi.

    Para evitar el déficit de yodo, uno de los más comunes en las embarazadas, es importante no eliminar al completo el consumo de sal yodada. Si esto entre en conflicto con alguna instrucción que nos haya dado el médico para poder controlar la tensión, entonces lo mejor es recurrir a los complementos alimenticios que se venden en farmacia, pues lo importante es poder disfrutar de un embarazo saludable.

    Otro de los principales problemas que sufren las embarazadas, y que podría propiciar la aparición de la temida regla durante el embarazo, es el déficit de hierro, que se puede solucionar muy fácilmente con platos de cuchara como las lentejas o el consumo de cereales o panes integrales, muy ricos en este nutriente.

    En Diez Minutos te informamos sobre las últimas noticias del corazón y de la monarquía y sobre tus realities, series, telenovelas y programas de televisión favoritos.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo