Las paperas en niños: síntomas, causas, tratamientos

A pesar de que la vacuna contra las paperas está bastante generalizada, los padres deben de estar al tanto si notan inflamada la zona debajo de las orejas.

paperas en niños
vgajicGetty Images

    Las paperas es una enfermedad que a día de hoy es muy raro que se dé en España gracias a nuestro sistema de vacunación. Sin embargo, se están dando casos en los últimos meses por toda la geografía española. Además, más de una vez se ha dado alerta sobre la necesidad de volver a vacunar a determinados grupos según su año de nacimiento tras detectarse fallos en las dosis de la vacunas administradas. Esto fue lo que sucedió en 2017 cuando se dio un brote de esta enfermedad.

    No obstante, no hay de qué preocuparse, pues aunque es una enfermedad algo molesta, en general en los niños suele ser bastante leve y, en apenas unos días con un buen tratamiento, se puede curar sin mayor complicación.

    Si durante los días en los que está pasando las paperas, notamos al bebé más molesto o con más ganas de mimos, puedes darle el capricho de un juguete nuevo para que pase este incómodo momento más tranquilo, por ejemplo, con uno de estos 20 peluches bonitos y originales.

    ¿Qué son las paperas?

    bebé al que se le está tomando la temperatura
    Getty Images

    La parotiditis, lo que conocemos como paperas, es un aumento de volumen de las glándulas salivares parótidas. Se debe a una infección provocada por el paramixovirus. Es una enfermedad muy contagiosa, viral y aguda. El virus penetra y se multiplica en las células del aparato respiratorio. Desde allí es transportado por la sangre hasta llegar a las glándulas salivales, especialmente la parótida. Se transmite por contacto directo con objetos contaminados, por la saliva y por la orina.

    Uno de los primeros indicadores de que el bebé podría estar sufriendo paperas, además de la inflamación, es la fiebre, por eso es importante saber detectarla y poder tratarla de forma efectiva. Aquí te dejamos una serie de consejos sobre la fiebre en bebés y cómo actuar en cada caso.

    ¿A qué edad se padecen las paperas?

    bebé al que le están tomando la temperatura con un termómetro
    Getty Images

    Lo normal es no sufrir paperas puesto que la vacunación contra la parotiditis está generalizada. En países donde no se vacuna es una enfermedad propia del niño preescolar (entre 0 y 3 años). No es una afección grave y, aunque puede presentarse a cualquier edad, las paperas no son propias de los adultos.

    De hecho, las paperas es la típica enfermedad que en los niños suele ser bastante leve pero que a los adultos puede llevarles a estar varios días en cama. Por eso, no hay que preocuparse en exceso si nuestro bebé la padece aunque siempre hay que tener presente la figura del médico.

    Síntomas de las paperas

    bebé con fiebre durmiendo
    Getty Images

    Inflamación y endurecimiento de la zona localizada bajo el pabellón auricular. El absceso duele al roce y se agudiza al ingerir alimentos que estimulan la salivación o bebidas gaseosas. Se inflama un lado y a los dos días el otro (aunque puede ser uno solo). Y puede haber cefalea y ligera febrícula (no llega a 40 ºC).

    Los procesos febriles siempre causan mucha deshidratación, por eso es importante saber cuándo dar agua al bebé y cuánta debe tomar, ya que por lo general el niño se sentirá más sediento y el agua puede ayudarle a calmar esta sensación.

    ¿Cuánto duran las paperas?

    bebé enfermo durmiendo en los brazos de su madre
    Getty Images

    El período de incubación de las paperas es de dos semanas. Tras el contagio, el aumento del tamaño de la glándula alcanza su máximo volumen en dos o tres días. A partir del tercer día o en un máximo de una semana remite sin dejar secuelas.

    ¿Cómo se tratan las paperas?

    bebé tomando un jarabe para la fiebre
    Getty Images

    El mejor tratamiento es la vacuna que previene la enfermedad. Sin embargo, cuando ya se sufren, se administran antitérmicos o antiinflamatorios para aliviar el dolor y la fiebre y se recomienda la ingestión abundante de líquidos.

    Durante el período en el que el bebé esté enfermo o esté tomando medicación para las paperas es muy importante cuidar de su alimentación para que se recupere cuanto antes. Los purés son fáciles de tomar y son muy ricos en nutrientes. Aquí te dejamos algunas ideas de cómo preparar purés de verduras para el bebé.

    ¿Cómo cuidar al niño con paperas?

    bebé enfermo con fiebre en la cama
    Getty Images

    Es necesario el reposo en cama, sobre todo al principio, y ofrecerle dietas líquidas o blandas debido a la dificultad que supone la masticación y salivación durante el proceso agudo. Si no presenta incapacidad para comer, no hay que limitarle la alimentación. Sí hay que ofrecerle mucha agua, especialmente si el pequeño tiene fiebre. El niño debe permanecer en casa y no asistir a la guardería o al colegio para no contagiar a sus compañeros. Todo el proceso debe ser controlado por su pediatra.

    Las papillas de frutas pueden ser uno de nuestros mejores aliados ya que se pueden tomar a distintas temperaturas, el frío ayuda a aliviar las molestias de la inflamación, y además son muy nutritivas. Aquí tienes varias ideas de cómo preparar una papilla de frutas para el bebé.

    Paperas y complicaciones

    bebé molesto por la fiebre
    Getty Images

    Sí, si se inflaman otras glándulas, pero esto sucede en pocas ocasiones. No obstante, conviene saber que las paperas pueden derivar en sordera o en molestia al escuchar tonos altos (la audición se recupera en pocas semanas), así como en meningoencefalitis (inflamación de las membranas que cubren el cerebro y la médula espinal, que se da en uno de cada 400 casos, más en niños que en niñas, y se cura de manera espontánea en unos cuatro días, sin más consecuencias); orquitis (inflamación del testículo, que se da más en la edad adulta que en la infancia) o pancreatitis (inflamación del páncreas, también muy infrecuente, que provoca dolor acompañado de vómitos y fiebre).

    Paperas, prevención

    médico poniéndole una vacuna a una bebé
    Getty Images

    En España se ha instaurado la inmunización sistemática en la infancia contra dicho virus, junto a la vacuna del sarampión y la de la rubéola. La vacuna es muy efectiva en el 96% de los niños, porque estimula las defensas contra el virus. Los que han pasado la infección son inmunes de por vida.

    Así que sí, es posible prevenir las paperas y que el niño no sufra esta incómoda enfermedad, por eso es importante seguir estrictamente el calendario de vacunación establecido por los médicos. Un ejemplo más de la importancia de la vacunación.

    ¿Cuándo hay que vacunar de las paperas?

    bebé con una tirita después de ser vacunado
    Getty Images

    La vacuna contra las paperas, conocida como triple vírica (sarampión, rubéola y parotiditis) se inocula subcutáneamente a los 15 meses de forma única. La segunda dosis se administra entre los 4 y los 6 años. No suele provocar fiebre ni otra complicación.

    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo