‘Ramona’

La última novela del malogrado Eduardo Palomo iba a ser protagonizada por Salma Hayek pero al final Kate del Castillo se hizo con el papel.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

En 1867, veinte años después de que California pasara a ser territorio estadounidense tras perderlo México en una cruel guerra, aún se libran batallas sanguinarias entre antiguos y nuevos pobladores. En este escenario se desarrolla la historia de Ramona Moreno Gonzaga, una joven que regresa a su tierra después de que se cerrara el convento donde su familia la ingresó tiempo atrás.

La muchacha desea reencontrarse con doña Ramona, su madre, Martha, la nana, y su hermano, Felipe, quienes inexplicablemente nunca la visitaron.

A punto de llegar a la hacienda familiar, conoce al indio yahi Alejandro de Asís con quien se queda fascinada. A él le sucede lo mismo y, como saben que su amor no será bien visto por pertenecer a mundos diferentes, deciden vivirlo en la clandestinidad.

Ramona no puede ocultar sus sentimientos a su adorado Felipe, a quien convierte en su confidente sin saber que desde su llegada vive atormentado porque ha despertado en él una atracción impropia de su parentesco.

Pese a las precauciones, la pareja es descubierta por la madre de ella, que jura separarlos al precio que sea. Por si fuera poco, Manuela, hija de la bruja del poblado, está obsesionada con Alejandro y hará lo imposible por seducirlo. Este además deberá enfrentarse a Jack Green, un hombre sin escrúpulos que se ha proclamado comisario y que está empeñado en acabar con su tribu.

Año: 2000
País: México
Productora: Televisa
Reparto: Kate del Castillo, Eduardo Palomo, Helena Rojo, René Strickler y Sergio Sendel.

La primera vez

Kate (La mentira y Alguna vez tendremos alas) no había hecho antes ninguna historia de época, no era así para el galán, que en 1993 interpretó en Corazón salvaje a Juan del Diablo, el papel por el que siempre será recordado. Ramona fue la última telenovela del galán, que moría tres años después víctima de un infarto.

Andar descalza

Paty Díaz también se preparó a fondo el personaje de Carmen, la fiel amiga del protagonista. “Leí novelas sobre diversas tribus y hablé mucho con la historiadora del equipo. Lo que más me gustó fue que la producción reflejaba fielmente la vida de los indios. Los decorados, los paisajes… todo era maravilloso. Las fogatas eran de verdad, las hacíamos nosotros mismos, y tuve que andar descalza”, recordaba la actriz.

Divertidas grabaciones

“Aprendí a cabalgar y a disparar armas de aquella época, que eran muy pesadas. Fue estupendo grabar con caballos y carruajes”, explicaba René Strickler, que encarnaba al hermano de Kate. “Yo ya sabía montar pero no a la manera de entonces, de lado y sin silla, así que practiqué durante un mes. También me enseñaron a tirar con arco”, contaba ella.

En busca del realismo

“Antes de comenzar a grabar, visité varios museos además de ver documentales y películas sobre el tema. Me interesó la historia porque profundiza sobre los prejuicios raciales y deja
claro que para el amor todos somos iguales”, reflexionaba el galán. Su impecable caracterización incluía un collar que le había regalado su esposa, Carina Ricco.

Cuidada ambientación

Para recrear la época, el equipo contó con la historiadora Carmen Saucedo, que asesoró acerca de las costumbres de los indios y los colonos y sobre el vestuario. Siguiendo sus indicaciones, se construyeron en los estados mexicanos de Durango e Hidalgo la hacienda de Ramona y el asentamiento indio de Alejandro. Para la grabación de algunas escenas se utilizaron más de cien extras, decenas de caballos, ovejas, ranas y hasta serpientes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo