‘Enamorada’

Padre e hija en la ficción, ambos protagonizaron las dos historias de amor de esta telenovela venezolana grabada en Estados Unidos

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Y de repente... llegó el amor

Augusto y Rosario son incapaces de superar una crisis y se divorcian. Ella se queda con su hija de 2 años y se va de Venezuela para rehacer su vida en Estados Unidos junto a un empresario. Una vez allí, deja a la pequeña con su hermana Esther para realizar un viaje de negocios, pero en el trayecto sufren un accidente: él muere y ella entra en coma…

Al saber lo ocurrido, la mujer decide deshacerse de su sobrina pues considera que su vida ya es difícil como madre soltera de Raimundo, de 6 años, y abandona a la niña en casa de los Robles, que la adoptan. La llamarán Ivana.

Ante la falta de noticias de su exmujer y su hija, Augusto viaja a EE. UU. para encontrarlas pero se arruina en el intento sin lograrlo. Entonces conoce Sonia, una rica viuda con quien se casa.

Años después, Ivana se ha convertido en una humilde y fantasiosa joven. Un día se encuentra con Raimundo en la playa y se queda prendada de él. Enseguida imagina que es su novia y así se lo cuenta a los suyos.

Cuando las familias de los muchachos se conocen, las mentiras de ella desestabilizan a Raimundo, que pese a tener novia ya se ha enamorado de la joven. Augusto, por su parte, vive resignado: no encuentra a su hija y su esposa se ha convertido en una mujer odiosa que lo amenaza con suicidarse si la abandona. El destino lo unirá a Cristina, una de las mejores amigas de Ivana.

Año: 1999
País: Venezuela
Productora: Venevisión y Fonovídeo
Reparto: Gaby Espino, René Laván, Lilibeth Morillo, Carlos Mata, Flavia Gleske y Karina.

Una historia de cuatro

En 1999 Venevisión apostaba por esta telenovela que se centra en dos romances muy diferentes: el que protagonizaban Carlos Mata (Augusto) y Lilibeth Morillo (Cristina), y el de Gaby Espino, que encarnaba a la hija desaparecida del primero (Ivana), con René Lavan (Raimundo).

Después de Enamorada, Mata y Espino coincidieron en sus siguientes producciones: Amantes de la luna llena, Guerra de mujeres y Las González.

Adolfo Cubas, de nuevo el malo

Especializado en villanos, el actor de Abigaíl, Rubí y Cara sucia se encargaba de hacer la vida imposible a Lilibeth en la ficción. “Soy un delincuente al que no le importa que su novia vaya a la cárcel por su culpa y que cuando sale tratará de impedir que sea feliz”, contaba Cubas sin perder la sonrisa maliciosa de su personaje.

El novio de Gaby Espino

Juan Alfonso Baptista, que encarnaba a Ricky, el hijastro de Augusto, llevaba cuatro años de noviazgo con Gaby cuando coincidieron en esta producción. Se conocieron en el programa infantil Nubeluz. Ponían fin a su relación dos años después.

El galán en la actualidad

Nacido en Cuba en 1968, René Lavan ha desarrollado su carrera en Venezuela, México, donde protagonizó María Belén (2001) y Estados Unidos.

Después de participar en Dirty Dancing 2, Che, el argentino y en series como CSI Miami, Las Vegas y Graceland, se incorporó a la novela Grachi.

También participó en la original

La cantante venezolana Karina protagonizó en 1988 Alba Marina, novela en la que se basa Enamorada, junto a Elluz Peraza y Daniel Alvarado. Venevisión la llamó de nuevo para grabar la versión, donde encarnó a la envidiosa Rosita Robles, hija mayor de la familia que acoge a Ivana (Gaby Espino).

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo